La fiesta de Benedetto

Boca vivió un gran día de la mano del Pipa, que clavó un hat-trick más asistencia de taco para el contundente 4-1 sobre Quilmes. El equipo de Guillermo ganó a puro lujo, no extrañó a Tevez y ya piensa en Lanús, al que enfrentará el miércoles por Copa Argentina.

Definitivamente, éste era el partido que precisaba. Con exceso de goles, lujos y un descargo efusivo con insulto al aire incluido en cada festejo. Darío Benedetto hizo trizas la famosa mala racha y se despachó con un hat-trick al que encima le agregó una asistencia de taco a Centurión. A su ritmo, Boca destrozó en apenas 20 minutos a Quilmes y clavó un categórico 4-1. Guillermo apostó en los papeles por la dupla de Sebastián y Pablo Pérez como doble 5, comandando el mediocampo. Además, Pavón y Centurión fueron a las puntas y como único 9 se paró justamente Benedetto, entregándole un voto de confianza que el Pipa supo aprovechar con creces.

El esquema funcionó a la perfección y no sufrió complicaciones ante un Quilmes que fue mero espectador del show Xeneize. Benedetto la tocó poco y bien, como debe hacer un goleador, marcando en cada una de sus intervenciones con la pelota. Después del cuarto, Boca pisó el freno y el partido quedó liquidado, cuando todavía faltaba una hora de juego.

Fue una prueba sencilla, o al menos Boca la tranformó en eso, y al Xeneize se le vienen dos días tranquilos. Benedetto tiró los cuestionamientos por la borda y por fin podrá dormir en paz. Ahora, el miércoles a las 21.10 se le viene Lanús por Copa Argentina y el desafío está en mantener semejante nivel tanto individual como colectivo.

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

1 Trackbacks y Pingbacks

  1. ¡Empatazo! -

Haga un comentario