Conocé los aportes nutricionales de la lenteja y disfrútala en estos días de frío

En invierno solemos incorporar a las legumbres en general, con mayor frecuencia en nuestra alimentación, debido a que las mismas son aptas para preparaciones calientes como los ensopados y guisos, los cuales resultan muy agradables para contrarrestar las bajas temperaturas. Son, sin dudas, una opción totalmente valida, debido a que las legumbres en general son alimentos con nutrientes de buena calidad.

Hoy les cuento acerca de los aportes nutricionales de la lenteja:

Contiene fibra, importante para favorecer el tránsito intestinal y evitar estreñimiento, pero además ayuda a disminuir los niveles de glucosa en sangre.

Son fuente de proteínas vegetales, las cuales contribuyen a la formación de músculo y su funcionamiento, en la formación de enzimas, hormonas y en el sistema inmunitario.

Los hidratos de carbono de las lentejas son los que nos aportan energía para que nuestro organismo pueda seguir llevando a cabo todas sus funciones vitales y además nos permiten desarrollar nuestra actividad física y cognitiva cotidiana.

Posee Vitaminas del grupo B, como la B2, B3, B6, B9 (ácido fólico), las cuales participan en la formación de glóbulos rojos, células y hormonas, ayudan a prevenir la anemia, problemas en el desarrollo del feto, intervienen en el funcionamiento del sistema nervioso y del inmunológico, combaten el cansancio mental y físico.

Contiene hierro, fortaleciendo al sistema inmunitario, también participa en la regulación de la temperatura corporal y de la glándula tiroides, previene la anemia y el cansancio, además de mantener la piel, cabello y uñas en buen estado.

El magnesio y potasio de las lentejas son imprescindibles para que nuestro sistema nervioso y muscular funcione correctamente. Además, fortalece los huesos y hace que el ritmo cardíaco del corazón sea regular, protege la pared de los vasos sanguíneos. También interviene en el sistema inmunológico para que nuestras defensas nos protejan ante patógenos.

Aporta fosforo: participa en el desarrollo de los huesos y dientes, y en la formación de músculo. Por otro lado, el Zinc que contienen las lentejas tiene gran acción antioxidante

Contienen vitaminas A y E: actúan como antioxidantes protegiéndonos ante el ataque de patógenos y retrasando la aparición de enfermedades degenerativas, protegen la visión, favorecen la correcta circulación de la sangre y son imprescindible para un correcto desarrollo durante la etapa de crecimiento.

Como podemos ver, la lenteja es un super alimento, muy rico en nutrientes necesarios para nuestro cuerpo. cabe destacar que, hay situación en las que no se las puede consumir debido a enfermedades digestivas, como gastritis, síndrome de intestino irritable, problemas de hígado o vesícula. Pero, no obstante, quienes podemos consumirla, deberíamos incluirla a nuestra dieta, al menos 1 o 2 veces por semana. Sobre todo, es buena para los niños, para favorecer su proceso de desarrollo y crecimiento.

Por la licenciada Romina Krauss – M.P. N° 147

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario