Fuerte terremoto de 7,3 sacudió la región fronteriza entre Irak e Irán y dejó más de 320 muertos

Un terremoto de magnitud 7,3 en la escala de Richter sacudió este domingo la zona fronteriza entre Irak e Irán, causando la muerte de al menos 348 personas e hiriendo a miles.

La mayor parte de los fallecidos están del lado iraní, en la provincia de Kermanshah (oeste del país), donde se han reportado al menos 328 muertos y casi 5.660 heridos.

Según una agencia de cooperación iraní unas 70.000 personas resultaron damnificadas por el sismo, uno de los más fuertes en lo que va del año.

Al menos siete personas fallecieron en Irak, donde el movimiento obligó a los habitantes de Bagdad a salir a las calles.

“Al principió pensé que era una gigantesca bomba. Pero luego oí a todo el mundo gritar ‘¡Terremoto!’”, le contó a la agencia Reuters Majida Ameer, una madre de Bagdad.

 

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos, el movimiento se registró a las 18:18 (hora GMT) y su epicentro se situó cerca de la ciudad iraquí de Halabja, en la región del Kurdistán fronteriza con Irán, y a una profundidad de 33,9 kilómetros.

Según estimaciones de Naciones Unidas, aproximadamente 1,8 millones de personas viven a 100 kilómetros del epicentro.

En el lado iraquí la zona más afectada fue el pueblo de Darbandikhan, en la región del Kurdistán.

La mayoría de las víctimas, sin embargo, están en la población iraní de Sarpol-e Zahab, a unos 15 km de la frontera, informó el director de los servicios de emergencia de Irán, Pir Hossein Koolivand.

Según los rescatistas, muchas personas siguen atrapadas entre los escombros, por lo que el número de víctimas podría aumentar en las próximas horas.

Las tareas de rescate se están además viendo obstaculizadas por la obstrucción de algunas carreteras rurales, lo que impide llegar a las poblaciones afectadas.

Las comunicaciones telefónicas y el sistema eléctrico también quedaron interrumpidos en algunas ciudades.

Según una agencia de cooperación iraní, unas 70.000 personas necesitan albergue como consecuencia del terremoto, el más fuerte en lo que va del año.

Muchos habitantes de las localidades más afectadas salieron a las calles ante el temor de que se derrumben los edificios.

 

Hospitales como el de Suleimaniya pidieron apoyo para atender a los heridos.

Ayuda médica urgente

En Irak, el ministro de Salud del gobierno regional del Kurdistán dijo que al menos siete personas murieron y docenas quedaron heridas.

La ciudad de Darbandijan fue la más dañada, donde su hospital principal también quedó afectado y sin electricidad. Algunas viviendas se derrumbaron y no se descarta que haya personas bajo los escombros.

El terremoto se sintió en grandes núcleos como Kirkuk, Erbil o la capital iraquí, Bagdad, así como en varias provincias iraníes.

“Se necesita asistencia médica urgente. Se requieren equipos médicos para apoyar a los hospitales locales en la atención a los civiles heridos en la provincia de Suleimaniya”, señaló el centro de coordinación de crisis del gobierno regional del Kurdistán iraquí en su cuenta de Twitter.

 

Es probable que el número de víctimas aumente, ya que las labores de rescate no han acabado.

El sismo fue registrado en directo por las cámaras de la televisión kurda Rudaw, que en ese momento entrevistaba a un invitado en la capital de Suleimaniya.

 

Irán tiene una gran actividad sísmica. El último gran terremoto en el país se registró en 2003, cuando un temblor de 6,6 acabó con la vida entre 35.000 y 46.000 personas y destruyó el 70% de las estructuras de la ciudad de Bam.

 

BBC Mundo

 

misionesonline.net

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario