Cómo ahorrar energía eléctrica

Consejos de una empresa para reducir el gasto con agua, aires acondicionados, heladeras y otros electrodomésticos.

Se acerca el verano, comienzan los días de calor, y con ellos, llegan los excesos en el uso de electricidad. Estos excesos, además de ocasionar un significativo gasto energético que impacta en el medio ambiente, pueden generar cortes de luz y aumentos en las facturas del servicio.

En este contexto, Longvie, empresa nacional que produce y comercializa artefactos para el hogar desde hace 99 años, brinda consejos para ser amigables con la naturaleza y reducir los costos de electricidad.
Aires Acondicionados: Es recomendable utilizar el aire a 24º, ya que cada grado por debajo de esa marca, produce un consumo mayor de electricidad de entre el 5 y 10 %.
Mantener cerradas las aberturas de los ambientes y evitar fugas que derivan en un derroche de energía.
El aire acondicionado utiliza filtros de aire para mantener la suciedad, el polvo y otras basuritas. Es necesario limpiarlos periódicamente y reemplazarlos anualmente.
Iluminación: La iluminación representa cerca de la tercera parte del consumo de energía en los hogares. La principal recomendación es aprovechar la luz solar para iluminar ambientes sin necesidad de encender luces en simultáneo. Sustituir las lámparas por  focos de bajo consumo. Pintar las paredes del hogar con colores claros. Esto ayuda a aprovechar mejor la luz, tanto natural como artificial.
Electrodomésticos: Elegí electrodomésticos con eficiencia energética “A”*, ya que al ser de bajo consumo, generará un ahorro importante de energía. Las heladeras son las que mayor energía consumen. Eligiendo heladeras con eficiencia energética “A” se consume la mitad de energía que una heladera con 10 años de antigüedad. Otros electrodomésticos de alto consumo son los que generan calor como planchas, horno eléctrico, y los que mueven motores, como licuadoras, lavarropas, etc. Cada tanto, es conveniente descongelar el freezer: la escarcha crea un aislamiento que puede acarrear un 20% de consumo eléctrico suplementario. Evitar dejar encendidos equipos de audio, la TV o la computadora. ¿La mejor solución? adherir todos los equipos que puedas a una zapatilla de alimentación con posibilidad de apagado.
Agua: Al momento de ducharse, abrir primero el agua fría y después regular con el agua caliente. Crea una playlist de 10 minutos para medir el tiempo que tardas en bañarte. Cerrar el agua mientras se enjabonan los platos y utilizar agua caliente sólo cuando es necesario. Con los termotanques solares podés ahorrar hasta un 80% del consumo de gas o electricidad aplicado al calentamiento de agua sanitaria. Además, el sistema solar alarga la vida útil de los equipos tradicionales.
*El etiquetado de eficiencia energética “A” es el nivel más alto de ahorro de energía.

 

www.primeraedicion.com.ar

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario