Murió Thomas Griesa, el juez neoyorquino que condenó a la Argentina en la pelea con los fondos buitres

A los 87 años falleció el juez neoyorquino Thomas Griesa. Padecía varios problemas de salud. Fue el magistrado que dictó la sentencia en el “juicio del siglo”, que determinó el pago a todos los bonistas en default. En los últimos meses estaba alejado de la Justicia, se había jubilado y delegó las causas vinculadas al país a la jueza Loretta Preska.

Thomas Griesa, el juez de Nueva York que durante 15 años llevó la causa por el default de la Argentina y su pelea con los fondos buitre, falleció anoche a raíz de problemas de salud que arrastraba desde hace tiempo. Tenía 87 años.

La información fue confirmada a Clarín por Daniel Pollack, mediador que había designado el propio Griesa para que interceda entre los fondos y el Gobierno argentino y también por fuentes oficiales.

Griesa había abandonado en junio las causas contra la Argentina que aún estaban pendientes. El juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, cargo que había asumido en 2000, había decidido apartarse. El magistrado había tenido un accidente y había sido operado un mes antes.

Sus casos pasaron a Loretta Preska, la misma jueza que entiende en la causa que presentó el fondo Burford Capital contra la Argentina, por la expropiación de YPF.

El magistrado terció en la pelea entre el país y los fondos buitre por la deuda en default en un principio fallando a favor de la Argentina y luego de los grupos encabezados por Paul Singer.

Griesa había nacido en la ciudad de Kansas, EE.UU., en 1930. Era juez federal por el distrito sur de Nueva York. Se había graduado en Harvard en 1952 y en la escuela de Leyes de Stanford en 1958.

“El juez Griesa hizo una enorme contribución a la resolución del litigio por la deuda de Argentina y será recordado como uno de los grandes logros de su carrera”, había señalado Pollack cuando el magistrado se alejó del caso argentino.

 

misionesonline.net

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario