Ciberataques: cómo evitar convertirse en una víctima de un fraude bancario

En la Argentina el 70% de los delitos denunciados en la fiscalía de cibercrimen, se relaciona con estafas con tarjetas de crédito y débito.

Las billeteras virtuales, con su principal atractivo de dejar de manejar dinero físico resguardándolo de algún “amigo de lo ajeno”, comienzan a popularizarse en la Argentina. Sin embargo, esos “amigos” encontraron la forma de poder llegar también a estas plataformas.
El 70% de las denuncias por cibercrimen son fraudes bancarios.
Así fue como, en los últimos días, Elena Paolini resultó víctima de un fraude bancario a través de la billetera Todo Pago, de la cual no es usuaria y con la cual se puede extraer dinero de una cuenta sin necesidad de contar con una tarjeta física ni con el número de PIN. Precisamente, por esta “bondad” del sistema a la mujer le sustrajeron unos 6.000 pesos.

Para que quede más claro, si pagaste un café y le diste tu tarjeta de débito a alguien, le pueden sacar una foto y usarla para una cuenta de Todo Pago. Te vas a enterar cuando entres a tu home banking y veas esto (divino y fácil gracias al rediseño, amo)

Sucede que una vez instalada la aplicación en un teléfono y haciendo un registro mínimo, donde se cargan los datos que aparecen en la tarjeta de débito, la misma queda habilitada para su uso. Así  los estafadores solo necesitaron “una foto de la tarjeta de débito, que la sacás con un celular en un segundo”, explicó Paolini en su cuenta de twitter.

Es por ello, que este fraude podría cometerlo cualquiera. Tan sólo pagando un café con una tarjeta, cualquiera que le saque una foto, podría hacerse de los datos y luego operar la cuenta del usuario con total libertad.

Debido a ello la aplicación tuvo que dar de baja esta funcionalidad de extracción sin tarjeta de débito y a agregar nuevos factores de seguridad.

Con sólo una imágen de la tarjeta se puede extraer dinero de una cuenta.
La Fiscalía de Cibercrimen de la Ciudad de Buenos Aires informó que casi un 70% de los casos tratados por ese organismo en 2017 tuvieron que ver con fraudes bancarios.

Según indican desde BBVA Continental, existen dos tipos de fraude con tarjeta de crédito. Por un lado están los fraudes presenciales que ocurre cuando un vendedor pasa la tarjeta por un dispositivo que almacena su información y luego puede ser utilizado para cargar otros consumos no realizados.

Por otro lado, están los fraudes no presentes que se suceden cuando la información del titular de la cuenta bancaria es robada de manera virtual.

Es por esto que es muy importante “revisar las conductas a la hora de compartir datos -sean crediticios o personales- y realizar la denuncia aún cuando el banco no lo pida”, indica el fiscal Horacio Azzolín, experto en esta clase de delitos.

Cuando un vendedor pasa la tarjeta por el pos puede replicar los datos.
CONSEJOS BÁSICOS PARA PROTEGERSE DE UN POSIBLE FRAUDE
Nunca darle la información de la cuenta a nadie que haya llamado por teléfono, ni a al propio banco, sólo en caso de que sea el usuario quien inició la llamada.
Nunca escribas tu número de tarjeta en lugares o papeles a los que tenga acceso alguien más.
Es recomendable tener la tarjeta en otro lugar que no sea la billetera.
Salir a la calle sólo con las tarjetas que vaya a utilizar.
Revisar el estado de cuenta al detalle. Esto permitirá detectar a tiempo cualquier tipo de consumo no realizado.
Reportar cualquier monto que parezca sospechoso.
En lo posible guardar los recibos de compra para chequear con el resumen mensual.
No dejar espacios al firmar un recibo de una transacción y tachar todos los espacios en blanco que estén por encima del monto de compra.
No perder de vista la tarjeta al hacer un pago. Si el lugar no cuenta con un pos inalámbrico ir a pagar directamente al mostrador.
Destruye las tarjetas de crédito que ya no uses.
Avisar al banco cualquier viaje o cambio de dirección.
Se puede contrata un seguros de tarjeta que, por un pequeño monto mensual o anual protegen la tarjeta contra cualquier tipo de fraude.
Según el reporte Nilson, en el año 2016 las pérdidas mundiales por fraude de tarjetas de crédito superaron los US$ 22.800 millones con una proyección de US$ 33.000 millones en pérdidas para el 2021.

También hay que protegerse de las compras en línea.
¿QUÉ SON LAS BILLETERAS VIRTUALES?
Durante los últimos cinco años, surgieron una diversidad de soluciones que intentan acercar al individuo a incorporarse a la banca u operar sin dinero físico con la simplicidad con la que hoy puede obtener información en línea o mirar contenidos en streaming.

Las billeteras virtuales permiten hacer todas las transacciones con el celular.
De esta manera, las billeteras se multiplican y ejemplos como TodoPago, Vale, PagoPoint, Mi Postnet buscan imponerse poco a poco. En ese camino también se encuentra PIM, una herramienta que para utilizarla sólo basta con tener un celular. Desde allí se podrán realizar compras o enviar plata, ni siquiera hace falta tener tarjeta de crédito o cuenta bancaria.

Las billeteras virtuales vienen a simplificar las transacciones comerciales. Sucede que hoy los clientes no quieren ni pisar una sucursal, ni hacer una cola y que todo se pueda solucionar a través de un dispositivo móvil. Es por ello que se prevé que estas nuevas plataformas ganen muchos más adeptos que los bancos, en tanto y en cuanto éstos no se muevan más rápido.

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario