Río de Janeiro, en alerta: balean a una nena y a un adolescente en menos de 13 horas

Emilly, de 3 años, murió en un asalto. Jeremías Moraes, de 13, fue víctima de una bala perdida entre narcos y policías.

En menos de 13 horas, una nena de 3 años y un adolescente murieron víctimas de armas de fuego en Río de Janeiro y la ciudad está en alerta. Durante esta madrugada, la pequeña Emilly Sofia Neves Marriel murió en una tentativa de asalto, en Anchieta. Pero esta tarde, el crimen volvió a golpear a la cidade maravilhosa con la muerte de Jeremías Moraes, quien fue víctima de una bala perdida durante un tiroteo en la comunidades Nova Holanda, en la favela Maré.

Los casos desataron una ola de reclamos en las calles de la ciudad. Las tres principales avenidas a Río de Janeiro fueron clausuradas transitoriamente por una protesta de vecinos de Maré, luego del asesinato del adolescente, atrapado en un enfrentamiento armado entre narcos y las fuerzas de seguridad.

Los efectivos ingresaron a Maré luego de una denuncia que indicaba que policías civiles habían sido secuestrados. La toma de rehenes no fue confirmada, pero los agentes igualmente intercambiaron disparos con narcotraficantes. En ese momento, una bala alcanzó al chico de 13 años, según informaron organizaciones de derechos humanos y medios locales. La violencia se extendió hacia las gigantescas autopistas que rodean el área: Avenida Brasil, Linha Vermelha y Linha Amarela.

Imágenes de la cadena de televisión GloboNews mostraron barricadas improvisadas y pilas de piedra y basura prendidas fuego bloqueando el tránsito, mientras algunos automovilistas quedaban expuestos al fuego cruzado entre policías y narcos.

La pequeña Emily fue alcanzada por una bala después de que los padres no oyeron la orden de detención de criminales porque estaban con el sonido del auto en alto y con los vidrios cerrados. Al rededor de las 2:30 de la madrugada, el coche fue alcanzado por 12 disparos. La familia había salido de una cafetería y transitaban por la calle Cardoso de Castro cuando unos bandidos cometían un robo.

La Policía Civil investiga si la banda responsable por el crimen, compuesta por cinco o seis hombres fuertemente armados, también había practicado un robo en un cajero electrónico en Nilópolis, minutos antes de abordar el auto de la familia. Los ladrones abandonaron el vehículo con el que cometieron el robo, aunque según fuentes oficiales se trataba de un auto que habían robado previamente. Dentro del mismo, la policía encontró un estuche de un fusil y una granada.

Durante la tarde, Jeremias Moraes fue víctima de un disparo fatal en el tórax. Él estaba jugando fútbol, en la comunidad Nova Holanda, en el complejo de favelas de Maré, también en la zona norde de Río, cuando fue atacado. El chico fue trasladado al Hospital Municipal Souza Aguiar, en el centro de la ciudad, pero murió en el camino. Jeremías quedó atrapado en una balacera entre narcos y policias militares.

El distrito de Maré incluye numerosas barriadas pobres en las que viven entre 130.000 y 140.000 personas. Según estudios de una red de ONGs, en Maré hubo 42 muertes por enfrentamientos armados a lo largo de 2017, un equivalente a uno cada nueve días. Otras 57 personas resultaron heridas durante operaciones policiales o choques entre pandillas de delincuentes, indicaron esas investigaciones.

 

misionesonline.net

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario