La muerte de Débora Perez Volpin: La autopsia confirmó una perforación en el esófago con entrada de aire

La información se conoció un día después de que el juez Gabriel Ghirlanda dejara la causa.

Una perforación en el esófago combinada con el suministro de aire durante la práctica de la endoscopía resultaron factores decisivos en la crisis que sufrió Débora Pérez Volpin y que finalmente desembocaron en su muerte. Esto se desprende del informe definitivo de la autopsia, del que trascendieron algunos datos aunque se presentará oficialmente en la tarde de este miércoles.

Según esa información, el estudio de anatomía patológica practicado sobre el cuerpo de la periodista confirma una perforación en el esófago a cinco centímetros del hueso hioides.

Se entiende que fue a través de esa perforación que el aire del endoscopio provocó un enfisema subcutáneo, es decir, una condición ocasionada por la penetración de aire en los tejidos subcutáneos.

Sponsors – Direccion General de Rentas de la Provincia de Misiones

Sea el primero en comentar

Haga un comentario