El uso del celular modificó el esqueleto humano

La postura encorvada para mirar el teléfono móvil desarrolló un sobrehueso en la parte posterior del cráneo, que se adapta para sostener mejor nuestra cabeza.

Investigadores australianos mostraron imágenes de rayos X donde se ve, debido a la forma en que estamos constantemente encorvados con nuestros teléfonos, que los cráneos desarrollaron un crecimiento óseo adicional.

Los investigadores de la Universidad de la Costa del Sol en Australia llegaron a estas conclusiones luego de realizar estudios por imágenes en más de mil cráneos de personas de 18 a 86 años.

El doctor David Shahar, líder del equipo de investigación, dice que el cambio puede ser causado por la tensión adicional en partes del cuerpo que no se usan con frecuencia. Esto ocurre por la “carga mecánica, repetitiva y sostenida” que conduce a la adaptación de los tendones y los tejidos conectivos.

revistacodigos.com