Alejandra Stamateas: “Es importante volver a recuperar la igualdad entre el hombre y la mujer”

Fue durante la segunda jornada de actividades programadas por el Parlamento Misionero a partir de la Ley IV-83, que instituye al 2019 como “Año de la igualdad de la mujer y el hombre en la sociedad misionera”.

Stamateas es una destacada conferencista internacional en temas relacionados con el mundo de la mujer, y tanto a través de sus charlas como de sus libros pretende ser una “fuente de inspiración que sirva de plataforma para que cada mujer descubra y desarrolle todo su potencial y estima”.

En esta oportunidad se refirió a “Cómo construir seguridad interna en un mundo inseguro” y consideró un “reconocimiento maravilloso” a la iniciativa de los misioneros de promover acciones para profundizar “la igualdad entre el hombre y la mujer”.

Convencida manifestó que “Dios creó iguales a varones y mujeres” y por esto “a veces es difícil entender por qué a lo largo de la historia se hizo una diferencia: las mujeres quedaron relegadas a un segundo lugar y a los hombres se los puso en un lugar de los no afectos”.

En cambio, “volver a recuperar la igualdad es maravilloso”, dijo. Para esto, “está en cada uno querer alcanzar los sueños -capacidad que todos tenemos- a partir de explorar las herramientas internas que sirven para el presente y para el futuro”, reflexionó.

Durante la conferencia brindó una serie de recomendaciones para superar prejuicios: la primera, “aprender a reconocer que soy una persona interesante y valiosa”; abandonar la idea de que “si me equivoqué en algo no soy bueno en eso”; y “nunca moverse a partir de experiencias de terceros”.

Mientras que para “tener seguridad interna” aconsejó desarrollar las siguientes acciones: “respetar y no tener miedo de lo que parezca un descenso, porque el miedo paraliza y hace que tomemos malas decisiones”.

“Recuperar lo perdido”; “hacer más de aquello que apasiona”; aprender a ponerse límites; controlar la generosidad; dejar ir situaciones y personas fueron otras de las sugerencias.

Por último, se refirió a la frustración como “distancia entre lo que logre y lo que quería lograr” y motivó al auditorio a “romper  con lo que menos te haya servido y conservar lo más valioso: todos tenemos la fuerza, el poder y el potencial”.

revistacodigos.com