Lacunza: «Todas estas medidas son para que la inflación no suba más»

El ministro de Hacienda de la Nación, Hernán Lacunza tuvo un domingo bastante movido, luego de que se conocieran los anuncios de regulaciones para el mercado de cambio que impuso el gobierno nacional. El Ministro hizo un pequeño raid de medios que lo llevó a visitar varios programas de televisión, donde explicó las medidas. Uno de ellos fue el programa “Debo Decir” de Luis Novaresio, por AméricaTv.


Allí el funcionario reconoció que las medidas difundidas «son duras» pero necesarias. Afirmó que desde este lunes habrá un dólar blue, descartó la posibilidad de alcanzar una hiperinflación y además sostuvo que el tipo de cambio actual es alto”. También buscó llevar tranquilidad a los ahorristas al afirmar que no hay posibilidades de que se aplique ningún tipo de “corralito” para retener los fondos en los bancos.
Sobre las medidas explicó que lo que se hizo es aplicar “controles y restricciones al movimiento de dólares y pesos”. Afirmó además que “es una medida incómoda, que ya estuvo y que no nos gusta, pero que consideramos transitoria”. Sobre el objetivo que se persigue con esto explicó que es “evitar males mayores como que es que se escape el dólar, con la inflación que tiene asociada, o no guardar los recursos para los depositantes”.


Según el Ministro estas medidas son duras para el sector financiero, pero necesarias. Además, considera que en caso de tener que retroceder no tendrán inconveniente en hacerlo, pero solo si notan que las condiciones están dadas para ello. «Nosotros pusimos medidas muy duras para estar seguros que no hay que hacer más medidas restrictivas y si nos pasamos de largo, es mejor retroceder que quedarnos cortos. Las medidas son severas».


Así, consideró en otro pasaje de la entrevista que “no hay riesgo de hiperinflación, todas estas medidas son para que la inflación no suba un escalón más. Cada salto en el tipo de cambio trae más inflación».

El precio del dólar

Acerca del precio del dólar para los próximos meses indicó que “el dólar tiene alta probabilidad de mantenerse hasta diciembre, porque hay menos demanda potencial, entonces con los mismos recursos se puede sostener».


Además explicó que desde mañana aparecerá nuevamente el dólar blue como protagonista en las pizarras del mundo financiero no oficial. “Mañana seguramente va a haber un dólar blue, tenemos un diagnóstico común de que el dólar a estos valores es exageradamente alto. El dólar 60 actual es el doble de 2015, corregido por la inflación. El dólar está lo suficientemente alto como para que se inhiba y esas correcciones son importantes que el BCRA tenga más poder de fuego», explicó.


Y agregó luego que «no hay ningún acuerdo de precios creíble si el dolar es un barrilete. Hoy tenemos que aplicar un sedante, hoy hay que calmar esta expectativa con estas medidas, hay que estabilizarlo y dejar que funcione y con una perspectiva cierta, tiene más sentido los acuerdos de precios».


Sobre porqué se decidió todo esto ahora y no antes, explicó que «no se hizo antes porque no es una medida incómoda, es de emergencia. Esta medida es para la tensión cambiaria, se corto el crédito el 12 de agosto, la economía no estaba reluciente, pero cambió en ese momento. Nada que ver con esa teoría conspirativa, eso no pasa, no es posible. desterremos esos mitos urbanos, que es un disparate. Ese lunes no intervino porque era quemar reservas, el dólar sostenible antes de las paso era 45, por la desconfianza, paso a 55. Pararse en el medio del tsunami era quemar reservas».


No hay chances de corralito

Sobre que sucede con los depósitos de ahorristas en los bancos buscó llevar tranquilidad y aseguró que «los depósitos no se negocian, están seguros».


Sobre como se gestó la corrida cambiaria de la semana pasada indicó que “hay una crisis de confianza que no tiene fundamento, porque los mismos recursos que teníamos el viernes pasado ahora tienen menos destinos potenciales. El miedo es irracional y tenemos que recuperar esa confianza. El quiere ir y sacarlos para llevárselos a su casa, está bien».


«El corralito es un disparate. Un dirigente puede tener muchos defectos menos la imprudencia, porque lo que decimos puede afectar a 45 millones de pasajeros. Un gobierno nunca puede solo y requiere la prudencia de la oposición, pero también de la comunicación; porque el pánico es irracional y agitar fantasmas provoca un daño innecesario. Estamos postergando y aplazando pagos de deuda, pero los dólares están todos en los bancos», afirmó.


Y explicó que «hay síntomas que son semejantes, pero el sistema financiero es sólido, ahora no hay descalce de moneda como el 2001, pero hay una tensión cambiaria que obliga poner restricciones al movimiento de capitales, porque ésta busca ser mas prolija. Seguramente habremos convertido errores, pero está mejor que en 2015, no llegamos al puerto que soñábamos, nos faltaron cosas en la economía cotidiana y eso es lo que nos facturó y nos mandó el mensaje en las urnas».

territoriodigital.com