Se quemaron 2,5 millones de hectáreas de árboles en los incendios de la Amazonia

Según el reporte hecho por el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil, en agosto se quemaron 2,5 millones de hectáreas de árboles en el Amazonas.
“Están cayendo árboles de más de 600 años, de 35 metros de alto y dos metros de diámetro, especies fantásticas, para hacer pastos que tienen una vida útil de, máximo, diez años. En seguida incendias, cultivas en los suelos, que son fértiles por poco tiempo, y debes seguir tumbando. Con la Amazonia destruida se corta el ciclo del agua, y sin lluvias no hay agricultura, ni comida, nada” afirma Marina Silva, ex ministra de Ambiente de Brasil. 

Estos dichos, son un resumen de la situación que está pasando en esa región. Las quemas que tuvieron gran relevancia en las redes sociales, reflejan la gravedad de los incendios que también afectan a otros países.

La gravedad de los incendios
Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de la organización Greenpeace Andino, dijo que “las cifras confirman la magnitud de la catástrofe. Mientras que las versiones periodísticas hablaban de 700 mil hectáreas, las cifras oficiales las triplican”. 
Las llamas siguen ardiendo en los bosques amazónicos peses a los esfuerzos y advertencias hechas por la comunidad internacional. Greenpeace advierte en un comunicado que, el 3 de septiembre se detectaron 385 focos de incendios en la Selva Amazónica, mientras que en agosto esa cifra fue de 30.900 focos, casi el triple de lo que hubo ese mes en 2018. Es decir que ha habido un incremento del 196%. 

Fuente: elespectador.com  

territoriodigital.com