Energía sustentable en la Cruz de Santa Ana: instalan 12 paneles solares

Con el eje puesto en el avance del turismo sustentable, se están instalando 12 paneles solares en La Cruz de Santa Ana que reemplazarán la energía eléctrica, reduciendo notablemente el impacto ambiental. Se trata de una primera prueba piloto; la próxima se realizaría en el Moconá.

“Es una prueba piloto de generación de energía fotovoltaica para alimentar el sector de iluminación del restó, además de funcionar como backup en caso de cortes de energía en la zona”, explicó el subsecretario de Gestión Estratégica, Marcelo Surracco.

La energía solar fotovoltaica, un tipo de energía renovable utilizada para generar electricidad, funciona transformando de forma directa la radiación solar en electricidad, gracias a unos paneles formados de celdas fotovoltaicas.

La generación de energía solar es uno de los métodos más limpios de producción de energía, pues se desarrolla a partir de la captación de la radiación solar y su transformación en electricidad (fotovoltaica) o en calor (térmica), convirtiéndose en un proceso comparable al mecanismo básico de las plantas para generar su energía, conocido como fotosíntesis.

Entendiendo a la biodiversidad como la principal riqueza de la provincia, su preservación es fundamental, y en esa dirección van dirigidas las diferentes acciones para el crecimiento del turismo sustentable.

En este sentido, Surracco comentó además que la idea es poder extender el proyecto a todos los puntos turísticos de la provincia. “Esta es una primera prueba. La próxima la queremos realizar en el Moconá, en el sector de casillas de entrada y restó”.

En el caso de La Cruz, uno de los sitios que se alimentará con este sistema será el Restó COMI.

Ivana Petruf, su responsable, comentó la importancia que tiene para el sector gastronómico la implementación de energía sustentable. “Para nosotros es muy importante la conservación de los productos, y eso demanda mucha energía. Ante un lugar que tiene cortes permanentes de luz, esta es una solución sin dudas”, destacó.

“El programa COMI (Cocina Misionera) busca establecer acciones que tengan que ver con el cuidado de la naturaleza, respetando el monte nativo. La posibilidad de instalar, como energía alternativa, los paneles solares que alimenten al restó, es para nosotros un beneficio y un salto cualitativo en la elaboración y preservación de nuestra materia prima y nuestros productos”, concluyó.

Renovable, no contaminable, y disponible en todo el planeta, estas plantas solares además no emiten gases contaminantes y son extremadamente silenciosas. Todas estas son características absolutamente amigables y compatibles con las políticas de cuidado y preservación del medio ambiente en el desarrollo del turismo sustentable que persigue el Estado Provincial y el Ministerio de Turismo de Misiones.

revistacodigos.com