Se profundiza la desigualdad en Argentina: ricos cada vez más ricos y pobres cada vez más pobres

El Indec confirmó que en el segundo trimestre de 2019 el coeficiente de Gini creció lo que implica una ampliación en la brecha que separa a los que más ingresos tienen con los más necesitados.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censo (Indec) confirmó este miércoles lo que ya se sentía en las calles: la brecha que separa a ricos de pobres es cada vez mayor.

De acuerdo con el informe sobre la Evolución de la Distribución del Ingreso según la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del segundo trimestre del año el 10% de las familias más ricas de la Argentina posee el 31,9% de la riqueza total del país mientras que en el otro extremo el 10% más pobre apenas accede al 1,6% de la riqueza.

Potenciado por la devaluación y la disparada de la inflación en el último año aumentó de 18 a 20 veces la brecha que separa los ingresos familiares entre el decil más rico (hace un año se quedaban con el 31,2% de la riqueza, ahora con el 31,9%) y el decil más pobre (pasó del 1,7% a 1,6%).

El coeficiente de Gini subió de 0,422 a 0,434 entre los segundos trimestres de 2018 y 2019. El coeficiente de Gini es un indicador de desigualdad en la distribución del ingreso que toma en cuenta cómo se reparte la totalidad de los ingresos de la población. Es un indicador que varía entre 0 y 1. Cuanto más cercano a 1, mayor es la desigualdad en la distribución del ingreso y pasa lo contrario cuando se acerca a cero (igualdad absoluta).

De acuerdo con la serie medida por el Indec el índice de Gini mantiene una tendencia al alza (mayor desigualdad) desde el segundo trimestre del año pasado, con la recesión, el menor empleo y el deterioro de los ingresos de la población trabajadora y de los jubilados.

La Encuesta Permanente de Hogares (EPH) señala además el ingreso promedio de los trabajadores fue en el segundo trimestre del año de 21.899 pesos, un 35,2% más que los 16.192 pesos de un año atrás, pero muy por detrás de una inflación interanual a junio del 55.8%. Equivale a una pérdida del poder adquisitivo del 13,2%.

En tanto también se acentuó la brecha entre los ingresos de los hombres y las mujeres. El ingreso medio de los hombres fue de 25.088 pesos frente a 18.257 pesos de las mujeres. En promedio las mujeres percibieron un 28% menos que los hombres, cuando un año atrás era diferencia era del 26,2%.

Fuente: Minuto Uno.