Por el cierre nocturno de El Palomar y las agresiones a turistas en un piquete, Iguazú perdió una conexión aérea con Chile

El ministro de Turismo de la Nación, Gustavo Santos, confirmó que la aerolínea Jetsmart desistió de sus planes de conectar Puerto Iguazú con Santiago de Chile y optará en cambio por aterrizar en Foz. El funcionario nacional reveló que fueron dos los motivos que impidieron la llegada del nuevo vuelo a Misiones: la restricción horaria que impuso al aeropuerto El Palomar la jueza federal Martina Forns y la agresión que sufrieron a inicios del mes en curso, turistas que intentaron llegar al aeropuerto de Iguazú en momentos en que un grupo de piqueteros cortaban la ruta.

Gustavo Santos lamentó que el intenso y sostenido trabajo conjunto que venían desarrollando los gobiernos de la Provincia y la Nación para sumar un vuelo que conecte a Puerto Iguazú con Santiago de Chile terminó resultando infructuoso por dos factores externos tan graves como insólitos: el fallo de la jueza federal Martina Forns que afectó la conectividad aérea en buena parte del país al prohibir las operaciones nocturnas en el aeropuerto El Palomar (Buenos Aires) y las agresiones propinadas en Iguazú por un grupo de piqueteros a turistas que intentaban llegar al aeropuerto para no perder sus vuelos.

Veníamos trabajando junto con el ministro (de Turismo de Misiones José) Arrua para darle una buena noticia a los misioneros: un vuelo directo de Santiago de Chile a Iguazú a través de la línea Jetsmart. Veníamos negociando porque las tasas en el aeropuerto de Foz (Brasil) eran más bajas que las nuestras, entonces íbamos a hacer aportes nacionales y provinciales para equilibrar costos. La ventaja es que como Jetsmart ya se había insertado en Argentina y tiene otras rutas, esto permitía hacer un círculo Santiago – Buenos Aires – Iguazú y viceversa. Pero pasaron dos cosas, lo de la jueza que impidió volar de noche en El Palomar, que puso en crisis el aeropuerto donde ellos vuelan y la famosa manifestación que agredió a turistas en Iguazú, incluyendo chilenos y que además se vio en todo el mundo”, señaló el funcionario.

Santos recalcó que esas dos situaciones hicieron que Jetsmart decidiera Foz en vez de Puerto Iguazú. “Perdimos ese vuelo. No son gratuitas estas cosas, tenemos que entender que el turismo es trabajo, es bienestar. Que muchas familias de Misiones viven del turismo y cuando atentamos contra el turismo atentamos contra la gente”, sentenció.

Respecto a los beneficios que trajo la puesta en funcionamiento de los vuelos low cost, Santos sostuvo que la cantidad de vuelos no dejaron de crecer en los últimos años y a Iguazú llegan  seis líneas áreas distintas y el año pasado unos 500 mil pasajeros llegaron a la ciudad de las Cataratas y ahora de de enero a julio se llegó a ese número.

Finalmente afirmó que “estamos trabajando todos, Nación y Provincia, predicando para que entiendan que el turismo tiene que ser una política de Estado, gobierne quien gobierne”, sostuvo.

misionesonline.net