Sin quimio, nuevos tratamientos logran mejor control de leucemia linfolítica

En 9 de cada 10 pacientes logran remisión sin los fuertes efectos sobre el estado de salud y sin necesidad de internación.

Según estadísticas internacionales, 30% de las leucemias que se presentan corresponden al tipo linfolítica crónica (LLC), que suele presentarse más frecuentemente en adultos. Los datos corresponden a la Sociedad Americana del Cáncer ya que no hay información local.

Para estas personas y gracias a los avances de la ciencia, hoy hay mayores chances de evitar la quimioterapia y sus efectos agresivos, gracias a la incorporación de tratamientos moleculares, que logran mejores resultados con menos efectos adversos.

Se estima que 9 de cada 10 pacientes con este tipo, que es el más frecuente, pueden evitar la quimioterapia.

Uno de los mayores avances es que en Argentina, la Anmat, Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica ya ha autorizado varios de ellos lo que facilita el acceso.

Este es uno de los temas del XXIV Congreso Argentino de Hematología, que se celebra en Mendoza.

Hasta ahora, este tipo de abordaje se indicaba luego de que no se obtuvieran mejoras con otros tratamientos, lo cual implicaba el avance o empeoramiento del cuadro. Sin embrago, últimamente se están indicando estas nuevas combinaciones de medicamentos ni bien se recibe el diagnóstico.

“Cada vez disponemos de más moléculas diferentes de la quimioterapia que actúan de otra manera, a veces en menos de un año, controlan la patología y logra la remisión”, explicó  el doctor Marcelo Mosso, hematólogo del Hospital Central de Mendoza. Detalló que actúan por otros mecanismos específicamente en las células cancerígenas, sin dañar otras como sucede con la quimio.

Vía oral
Desde el punto de vista de los pacientes esto también es celebrado ya que entre otras cosas evitan muchos trastornos. Entre los principales beneficios se cuentan que frente a la quimio, que suele ser endovenosa, estos nuevos tratamientos ofrecen una alternativa que suelen ser por vía oral.

Así lo destacó Fernando Piotrowski, director ejecutivo de ALMA, la Asociación Leucemia Mieloide Argentina, quien está de visita en Mendoza para participar del congreso.

“Puede realizarse en la casa, en cambio con la quimio hay que internarse; se evita ese tratamiento agresivo vía endovenosa que atacaba todas las células, esto es selectivo”.

Explicó que al no requerir el traslado del paciente hacia el centro médico también se evita la incomodidad del regreso que no siempre es simple. Es que después de la inyección suele volverse a la casa con náuseas y debilidad.

El acceso
Mientras que para Piotrowski todos pueden acceder de una forma u otra a estos tratamientos, para otros consultados no es tan sencillo lograr cobertura cuando se habla de innovaciones medicinales. El doctor Mosso dijo que muchas veces hay que defender ante las prestadoras de salud la indicación apoyados en bibliografía. Es por ello contar con aval de Anmat permite tener más sustento y lograr mayor accesibilidad.

Para Ricardo Mastai, director médico de Pami, “avanzar en equidad en el acceso debe ser uno de los principales objetivos”. Detalló además que el país tiene una cobertura más amplia que el resto de la región pero apuntó: “Estamos pagando caro lo que es barato y eso vuelve inaccesible lo que es innovador, por eso hay que generar una nueva política de medicamentos común para mejorar la accesibilidad y la equidad”.

Desde su punto de vista no se puede decir que todos tengan garantizado el  acceso a estos nuevos tratamientos: “cuando Anmat aprueba algo significa que es eficaz y seguro, después depende de las prestadoras aceptarlos en su cobertura”, destacó.

La patología
La LLC afecta dos veces más a los varones que a las mujeres y el promedio de edad de aparición es a los 71 años.

Presenta ciertos síntomas que pueden ser un indicador aunque no le son exclusivos. Fiebre, sudoración nocturna, inflamación de los ganglios del cuello, axilas o ingle, fatiga persistente, picazón o sarpullido, infecciones frecuentes, dolor articular, pérdida de peso y falta de apetito son algunos de ellos.

Mosso dijo que la evolución depende de cómo se presente en el paciente ya que es una patología muy heterogénea.

Detalló que un tercio nunca va evolucionar, es decir que permanece estable, siempre de la misma manera. Es el grupo de pacientes que habitualmente no recibe tratamiento y no compromete los órganos.


Hay un 50% que en algún momento va a requerir tratamiento. En tanto 15 % de los casos tienen evolución muy rápida con cursos clínicos agresivos.  70% suele ser diagnosticado durante un análisis de rutina.


Congreso en Mendoza
Desde ayer y hasta el sábado se realiza en Mendoza el XXIV Congreso Argentino de Hematología. Reúne a alrededor de mil especialistas, entre los que se cuentan referentes internacionales, en el hotel Intercontinental, en Guaymallén.

Los temas a abordar incluyen avances en los tratamientos y cómo llevar la relación médico paciente.

En paralelo, hoy a las 15 se realizará un encuentro para pacientes con leucemia linfática crónica y leucemia mieloide crónica organizado por la asociación Alma.

“Contagiando vida” será en el aula 202 de la Universidad Juan A. Maza, ubicada en Bombal y 25 de Mayo de Guaymallén.

Para contactos puede consultarse la página web: www.asociacionalma.org.ar

agenciahoy.com