Envejecimiento causado por dispositivos electrónicos y luces Led: cómo cuidar nuestra piel

Estudios realizados en todo el mudo comprobaron hace algunos años que la luz que emiten  los teléfonos móviles, Smartphone, TV, Tablets, computadoras y por focos de lámparas fluorescentes o luces LED es muy dañina para nuestra piel.

Por ello preparamos esta nota de belleza con la información necesaria, para que tengas conocimiento de la problemática a la que nos conduce no estar protegidos adecuadamente contra la llamada Luz azul  (High-Energy Visible Light o HEV por sus siglas en inglés). La HEV también está presente en la luz del día y  puede ser igual de dañina que el sol en el proceso de envejecimiento de la piel.

Ya conocemos que estar expuestos a los rayos UVA y UVB (Rayos invisibles que forman parte de la energía que viene del sol, pero también de lámparas solares y camillas de bronceado) es nocivo  para nuestra salud, pero muy poco sabemos aún sobre las consecuencias que traen estar bajo esta clase de fuentes lumínicas.

Problemas como la híper pigmentación de la piel, el envejecimiento prematuro o la muerte lenta de nuestras retinas, son  algunos de los daños que producen la exposición continua a la “Luz azul” o “Blue ligth” dentro de la ya conocida Contaminación digital.

¿Entonces ante esta problemática como nos cuidamos?

Nos parecería casi imposible pensar en dejar de lado nuestros teléfonos o Notebooks por no dañar nuestra piel, pero si te contara que pasar 8 horas diarias durante 4 días frente a una computadora equivale a 20 minutos expuestos al sol del mediodía sin filtro solar, pensarías igual?

Es momento de tomar conciencia y actuar con prevención frente a este conocimiento.

1-Tene en cuenta que una rutina diaria de limpieza e hidratación adecuada para tu tipo de piel, es indispensable para purificarla, mantenerla saludable y protegerla de las agresiones externas.

2- El uso diario de cosméticos que contengan antioxidantes, colágeno, ácido hialúronico  y componentes hidratantes  contribuirá a frenar el envejecimiento digital.

3- El buen uso del protector solar (UVA/UVB) también te ayudara a prevenir los daños por que actúa como una barrera física frente a los rayos invisibles. Importante: recordá renovarlo cada 3 horas.

4- Alejá por unos minutos la vista de la pantalla de tu computadora cuando estás expuesta a ella por mucho tiempo, desconecta y relájate.

Recordá que la piel es el órgano más grande del cuerpo y esta en permanente relación con los otros órganos, y es que través de ella nuestro cuerpo nos delata alteraciones y malestares que nos afectan. Por ende debemos cuidarla conscientemente y no escatimar en productos de buena calidad en nuestra rutina de cuidados diarios.

Por: Mariana Astegiano, Maquilladora & Cosmetóloga.

misionesonline.net