La caipirinha, patrimonio cultural de Río de Janeiro

La caipirinha, la bebida más representativa del Brasil en el mundo, fue declarada como Patrimonio Cultural, Histórico e Inmaterial del Estado de Río de Janeiro, en un decreto publicado en el Boletín Oficial local. Pese a tratarse de una bebida típica en los 27 estados de Brasil, y cuyo origen es atribuido a San Pablo, el gobernador carioca, Wilson Witzel, decidió declarar a la bebida hecha con cachaza, hielo, azúcar y limón como un patrimonio de su Estado, informó la agencia EFE. Para Witzel, así como para cualquier turista extranjero, la caipirinha es tan emblemática de Río de Janeiro como la samba, el carnaval o el Corcovado.

La ley sancionada fue propuesta por el diputado Paulo Ramos y aprobada por la asamblea legislativa del Estado de Río de Janeiro en 2018, cuando se conmemoró el primer centenario del famoso cóctel. “La caipirinha es un movimiento cultural y una forma de identificación de Río de Janeiro”, justificó Ramos. Las autoridades de Río de Janeiro fueron las primeras en declarar a la caipirinha como patrimonio pese a que la bebida, según coinciden los historiadores, nació en Estado de San Pablo en el siglo XIX, y solo llegó a Río de Janeiro en el siglo XX.

revistacodigos.com