Desde el sector maderero afirman que Alberto Fernández se comprometió en campaña a dar continuidad de trabajo conjunto en la Mesa de Competitividad Forestoindustrial

Este es uno de los espacios en que varios actores de la cadena sectorial coinciden en reclamar por su continuidad, para fortalecer el diálogo público-privado necesario en la nueva etapa del país. Román Queiroz, presidente de la Amayadap (Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná), señaló que «en un encuentro realizado en Posadas con el ahora presidente electo por el Frente de Todos, Alberto Fernández, durante su campaña nos había confirmado que seguirían con la mesa nacional forestal que se viene realizando desde hace cuatro años y que nos permitió tener una comunicación directa con el Gobierno Nacional», explicó.

El presidente de la cámara maderera precisó que el planteo fue realizado desde la Federación Argentina de la Industria de la Madera y Afines (FAIMA), en el marco del Congreso Nacional Maderero realizado en la provincia, oportunidad que en forma paralela se concretó un breve encuentro con el entonces candidato donde les confirmó -ante el planteo- la continuidad de la mesa forestal y su enfoque más pronunciado hacia las pequeñas y medianas empresas.

Foto Archivo: Encuentro de campaña en Eldorado, entre FAIMA y el equipo del Frente de Todos en Misiones

En relación al cepo cambiario, Queiroz consideró a la medida como “un buen gesto del gobierno saliente, no estamos acostumbrados a este tipo de cosas que le hace bien al país y que serán a favor de todos”, expresó.

Sobre la Mesa de Competitividad Forestal destacó en diálogo público-privado que se logró en ese espacio, en una entrevista con Radio Municipal. «Desde hace cuatro años se viene realizando estas reuniones y es un canal de diálogo directo que tenemos con el Gobierno Nacional para generar políticas para el sector que han venido bien”.

Señaló que la implementación de la mesa fue positiva en algunos puntos, pero en otras prioridades las resoluciones de algunos problemas fueron muy lentas. “Lo positivo es que hubo algunas cuestiones que pudimos aclarar como la Ley 25.080 de Inversiones de Bosques Cultivados, que salió rápido gracias a este espacio generado. El Mínimo No Imponible para las cargas sociales del sector de la madera, es decir, se lograron algunas cuestiones que fueron planteadas y resueltas gracias a esa Mesa de Competitividad”, remarcó.

Expectativas con el nuevo gobierno

Como el resto de los sectores de la cadena foresto-industrial, el empresario y directivo de la Amayadap afirmó que esperan que la transición llegue a buen término, y comentó que están buscando un acercamiento con el entorno del presidente electo del Frente de Todos. “Desde la FAIMA estamos en contacto con gente del entorno de Alberto Fernández, pero sabemos que son momentos casi imposibles para juntarse porque lo que más urge a los argentinos es asentarse desde lo económico, pero esperamos tener una reunión antes de que asuma la Presidencia de la Nación”, dijo Queiroz

Explicó que esperan que el nuevo gobierno genere los cambios estructurales necesarios para mejorar el poder adquisitivo de las personas. “Alberto (Fernández) es una persona que viene de un partido que trata de generar políticas que alienten al consumo interno, que el país se reactive con la industria nacional funcionando, y que la gente pueda comer y gastar. Si miramos más allá del sector de la industria de la madera, vemos que Argentina tiene mucho por crecer y viene de la mano de las políticas que intente implementar el nuevo gobierno . Ojalá que podamos tener un país distinto”, expresó.

De igual forma, pronosticó la reactivación «será lenta». Para el empresario “el 2020 creo, en lo personal, que será muy duro. El tema es tener un horizonte claro y saber que en algún momento la Argentina se va a poner de pie”, concluyó.

SPM