Nutrición: ¿Cómo hacer helados de frutas caseros para estos días de calor?

En esta época del año se incrementa de manera importante el consumo de helados, tanto en adultos como en niños. Si bien, hay una gran variedad de helados, los que más se consumen son los de crema, siendo altamente calóricos y ricos en grasas y azucares, lo cual lo convierte en un alimento riesgoso si se ingiere en gran cantidad y frecuencia.

No obstante, podemos realizar preparaciones caseras de helados que resultan muy agradables al paladar y, además, pueden ser mucho más saludables.

Los helados son una buena herramienta para introducir frutas en la dieta, especialmente en los niños, quienes tienden, muchas veces, a rechazar estos alimentos.

En estos días de altas temperaturas, una buena forma de hidratar a los niños es con helados caseros. Estas recetas resultan muy fáciles y rápidas de preparar, por lo que son ideales para hacerlas en cualquier momento. Además, así sabremos qué están ingiriendo nuestros hijos o nosotros mismos, sin agregado de colorantes ni otros aditivos alimentarios.

Helado de frutas con yogur (especial para niños)

Ingredientes:

  • Yogur bebible: 1 litro (cualquier sabor, a combinar con las frutas elegidas)
  • Frutas a elección 500 gr: frutillas, manzana, banana, moras, arándanos, durazno, mango, etc.
  • Azúcar 50 gr o edulcorante 5 sobres (si desea un sabor más dulce, sino no es necesario)

Preparación: licuar o procesar la o las frutas elegidas y mezclar con el yogur y el azúcar o edulcorante. Servir en vasitos o moldes para helados y llevar al congelador por al menos 4 horas.

Alternativa: también se puede realizar la misma preparación con leche entera o descremada.

Helado frutal de agua

Ingredientes:

  • 500 gr de fruta a elección: naranja, mandarina, manzana, frutillas, kiwi, melón, sandía, mango, etc.
  • 150 cc de Almíbar (agua + azúcar (50 gr) y gotas de limón).

Preparación: procesar o licuar las frutas elegidas. Aparte realizar el almíbar colocando 150 cc de agua, el azúcar y unas gotas de limón, llevarlo a fuego hasta observar la consistencia de almíbar. Retirar y dejar enfriar a temperatura ambiente. Luego, mezclar con las frutas procesadas, colocar en moldes y llevar a congelador por, al menos, 4 horas.

Aclaración: Si desea hacer un helado más reducido en calorías, se puede omitir el almíbar y directamente procesar las frutas y congelar.

Es sumamente importante la ingesta de frutas diariamente, por lo cual, considero que los helados caseros son una opción más para cumplir con las recomendaciones. Aprovechemos las frutas de estación y regionales que son más accesibles y nos aportan nutrientes necesarios para esta época del año.

Lic. Romina Krauss-Nutricionista

M.P. n° 147