Alberto Fernández adelantó que cuando asuma en la Presidencia impulsará una amplia moratoria impositiva y previsional

Hay casi 400.000 empresas al borde de la desaparición por su volumen de deudas ante la AFIP. Incluirá perdón de pasivos más un importante plan de pagos.

El gobierno de Alberto Fernández enviará al Congreso un proyecto de ley de moratoria impositiva y previsional, que incluirá una quita de la deuda que se mantenga con la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y un importante plan de pagos.

Se buscará que el Congreso apruebe el proyecto dentro de las sesiones extraordinarias que el próximo presidente convocará una vez que asuma.

Actualmente, habría aproximadamente 400.000 empresas (la mayoría pymes) con serios incumplimientos tributarios ante el organismo recaudador; las que, en muchos casos, están al borde de las inhibiciones bancarias en cuanto la AFIP levante la suspensión que rige hasta diciembre.

La moratoria permitiría acceder puedan a una quita en el volumen del pasivo y a un plan de pagos de «largo plazo y con tasas razonables».

Te puede interesar

La AFIP oficializó el aumento de las cuotas del Monotributo: cuánto se pagara en 2020, según la categoría

«La mayoría son pequeños y medianos contribuyentes que se cayeron con la crisis, y que no tienen ninguna posibilidad de acceso al crédito ni de pagar sus deudas», aseguran desde el albertismo a Ámbito Financiero.

En el caso de la moratoria previsional, se trata de un pedido hecho específicamente de parte de la CGT, como condición para sumarse al acuerdo social que propone el próximo gobierno de Alberto Fernández.

La intención es presentar un proyecto de ley que incluya un amplio llamado al blanqueo de empleados no registrados; sumado, en el caso de las pymes, a una rebaja en las contribuciones patronales y aportes durante un período determinado de tiempo.

Carlos Roca, CEO de Croca Consultores, señaló que «de haber nuevo blanqueo y moratoria, debería mediar un reconocimiento a los contribuyentes cumplidores, tal como ocurrió con el anterior».

«Podría consistir en baja de alícuotas o aumentos de los mínimos no imponibles, con estabilidad fiscal en tales parámetros de continuar con tal conducta», aseguró Roca.

Fuente: IProfesional