En plena emergencia alimentaria, estiman estrepitosa suba de los índices de pobreza

La pobreza en Argentina sigue creciendo a valores alarmantes. En la última medición del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec), los índices de pobreza e indigencia alcanzaron 35,4 por ciento y 7,7 por ciento de la población, respectivamente (ver Unos 16 millones…).

Empero -y pese a que los números ya son preocupantes-, desde el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) estiman que a fin de año, la pobreza se ubicará en torno al 38 por ciento, esto es, que casi cuatro de cada diez argentinos estarán bajo la línea de pobreza. 

Desde el observatorio de la alta casa de estudios también respaldaron la convocatoria del presidente electo Alberto Fernández al Consejo Federal contra el Hambre.Es menester recordar que desde el 30 de septiembre pasado, todo el país se encuentra declarado en emergencia alimentaria, pese a que los movimientos sociales denuncian que el gobierno nacional no cumple con lo estipulado en la referida ley con la entrega de más alimentos a comedores y merenderos. En tanto, la provincia de Misiones fue precursora en este sentido y el 12 de septiembre ya la Legislatura  misionera aprobó la Ley de Emergencia Alimentaria, con sus respectivos planes nutricionales.

Estos últimos se vienen llevando adelante de forma activa, con la entrega de tickets para comprar necesariamente en las ferias francas, lo que genera además una economía circular de beneficio para los productores (ver La economía circular…), y con asistencia tanto a los municipios como a otros sectores, como ser la universidad (ver El sector universitario…). 

Más hambre

El próximo 5 de diciembre, el Observatorio de la Deuda Social de la UCA presentará el informe con datos propios que determinan los valores analizados respecto al incremento de la pobreza.

Agustín Salvia, titular del observatorio, indicó que las cifras investigadas arrojan números más elevados que los planteados desde el Indec. “En el segundo trimestre ya estábamos cerca del 37 por ciento y seguramente a fin de año habremos pasado el 38 por ciento”, afirmó.
Según un informe que fue presentado el viernes ante Alberto Fernández, hubo un aumento del 7,9% al 9,3% la cantidad de la población urbana que vive en hogares donde padecen hambre o inseguridad alimentaria severa. A su vez, la inseguridad alimentaria -aquellas personas que saltean comidas- en total pasó del 20,2% al 22,2% en todo el país, de acuerdo a lo que consigna Infobae.

“La situación de inseguridad alimentaria creció en estos dos años, pero hay que analizar la década. Estructuralmente venimos teniendo un piso de entre el 6 y 7 por ciento de hogares con inseguridad alimentaria severa a lo largo de todo este ciclo”, afirmó Salvia en declaraciones públicas.Al tiempo que aclaró que “la situación es complicada, pero no catastrófica”.
“Todos queremos que al próximo gobierno le vaya bien, creo que con Alberto se abre una ventana de oportunidad”, dijo. Salvia festejó el llamado al Consejo Federal contra el Hambre, pero indicó que debería estar integrado por un grupo más amplio con los distintos sectores involucrados.

“Oficialismo y oposición deberían estar en la mesa contra el hambre”, advirtió.Por último, el investigador de la UCA se mostró a favor de la tarjeta alimentaria anunciada por el posible ministro de Desarrollo Social de Alberto Fernández, Daniel Arroyo. “Es la mejor forma de intervenir sobre la problemática del hambre”, apuntó. Y añadió: “Permite focalizar sobre la población en peores condiciones, no es universal, sino una tarjeta para la compra de alimentos y medicamentos”. 

Unos 16 millones de habitantes vulnerables

El 30 de septiembre pasado, el Indec dio a conocer los índices de pobreza (35,4%) e indigencia (7,7%) del primer semestre. De esta forma, unos 16 millones de personas en todo el país se ubican por debajo de la línea de la pobreza en términos absolutos y más de 3 millones son indigentes. Las cifras difundidas por el instituto estadístico reflejan un incremento de 8,1 puntos en la cantidad de personas que no alcanzan a cubrir los valores de la canasta básica en comparación con el primer semestre de 2018, cuando el número se ubicó en 27,3 por ciento. En tanto, la indigencia trepó 2,8 puntos porcentuales en apenas un año, ya que entre enero y junio de 2018 fue del 4,9 por ciento. Se informó además que de todas las regiones del país, el NEA es la que mayor cantidad de pobres posee e involucró al 42,4 por ciento. Y de indigentes, el número fue del 11,2 por ciento de la población. Tales índices reflejaron que las cifras de pobreza e indigencia son las más altas de toda la administración macrista y de los últimos 17 años.

El sector universitario, también con crisis alimenticia

Unas 5 mil raciones al día otorgan los comedores de la Unam.Uno de los sectores más complejos lo representan los estudiantes universitarios que en gran medida llegan desde distintos puntos de la provincia a los centros urbanos en busca de una carrera que los ayude a conseguir empleo en el futuro.

Desde la Secretaría de Asuntos Estudiantiles de la Universidad Nacional de Misiones (Unam) remarcaron que se están realizando grandes esfuerzos para cubrir la demanda, tanto de comedores como de albergues que hay en las distintas sedes de la alta casa de estudios en toda la provincia.

Ronald Rojas, secretario de Asuntos Estudiantiles de la universidad, indicó en diálogo con el programa Acá te lo contamos por Radioactiva 100.7, que se incrementó en un 25 por ciento la cantidad de asistentes a comedores universitarios en los últimos meses. 

Donación

“Hace unos días recibimos la donación de un millón de pesos en mercadería, en víveres secos, como legumbres, sal, polenta. Fue distribuida de acuerdo a la cantidad de alumnos en todos los comedores de la Unam de la provincia”, explicó.

En ese sentido, Rojas manifestó que trabajan con unas 5.000 porciones de alimentos diariamente en todos los comedores universitarios. De ese total, un 70% corresponde a raciones de almuerzo y 30% a la cena. “En el comedor del centro de Posadas hay unos 300 estudiantes aproximadamente, en abril había unos 500 al mediodía y a la noche, pero en esta época del año merma un poco”, especificó asimismo Rojas.

Al tiempo que puntualizó en que “la universidad en sí prioriza el comedor, es básica la alimentación para el estudiante. Y por la crisis nacional que se está viviendo, es como un pedido básico sostener esta política de bienestar, pese a que el retraso de las partidas presupuestarias de Nación nos perjudica muchísimo”. 

Albergues

En tanto, el secretario de Asuntos Estudiantiles de la Unam remarcó que en esta época del año comienza a haber más demanda de albergues. “Cuando el estudiante se inscribe a alguna carrera, uno de los principales pedidos, aparte del comedor, es el albergue para el año que viene”, manifestó por su parte.  Y en tal sentido, contó: “Este año en albergues tuvimos cierto alivio porque se inauguraron nuevos, pero la mayor demanda va a empezar en diciembre y ahí tenemos que ver cuántos pedidos tenemos. Suponemos que va a ser mucho porque año a año se incrementa”.

“Se tuvieron que repensar situaciones de viaje, mejoras edilicias, se postergó todo eso para comprar mercaderías y apostar a los albergues, son pedidos urgentes de los estudiantes que quieren seguir o ingresar a la universidad y debemos priorizarlos”, concluyó. 

La economía circular de los tickets beneficia a los feriantes misioneros

Los tickets se entregan en las ferias, donde ya se pueden comprar alimentos. La crisis alimentaria golpea a distintos sectores vulnerables de la sociedad. Desde el gobierno provincial, y en el marco de la emergencia, se encuentran trabajando fuertemente para llegar a las distintas áreas, tanto con tickets como con donaciones de alimentos. En ese marco, el vicegobernador electo Carlos Arce contó que ya se encuentran con un 95 por ciento de los tickets programados entregados a las familias. Mientras, hoy se hará una nueva entrega en la feria de Itaembé Miní.

“Ya superamos los 8.500 tickets en Posadas y estamos en un 95 por ciento, más de 1.000 tickets de las entregas en el interior donde se encuentra la mayoría de las ferias, por eso estamos bastante bien con el retiro a través de los municipios y de las áreas sociales”, remarcó públicamente. Como parte del plan para reforzar la alimentación a las familias misioneras, se comenzaron a entregar tickets a quienes posean tarjetas sociales activas y pensiones provinciales.

Los tickets entregados están destinados a adquirir productos en las ferias francas. Desde la Provincia se estima que se inyectarán entre 8 y 12 millones de pesos por mes para cubrir la entrega de estos tickets a los 34.000 beneficiarios y que aumentará en un 50 por ciento la demanda de producción de los colonos. 

Buena repercusión en ferias

José Villasanti, presidente de las ferias francas de Posadas, indicó que en las ferias posadeñas ya recibieron cerca de 10.000 tickets del programa de emergencia alimentaria.

Ahora lo que resta hacer es rendir ese dinero, a través de la organización Interferias, para que el dinero correspondiente sea transferido a los feriantes. “En las ferias de Villa Cabello, Santa Rita, Miguel Lanús fue impresionante la cantidad de beneficiarios que fueron, se llevaron todos los productos que había. Seguro que en otras ferias y otros fines de semana también va a haber mucha gente”, dijo en diálogo con el programa Acá te lo Contamos por Radioactiva 100.7.Al mismo tiempo, añadió que “para los productores es algo nuevo, pero a medida que van viendo los resultados se ponen contentos, porque es dinero que ingresa”. “Los productores no tienen que hacer nada de viajes para cobrar ni nada, nosotros como organización recolectamos los tickets con una planilla, bien transparente, para que no haya dudas y para que el feriante reciba en plata lo que el entregó en productos”, detalló Villasanti.
Asimismo, contó que los beneficiarios de los tickets (aquellos que posean algún tipo de tarjeta social) los pueden retirar en el Ministerio de Desarrollo Social (ubicado en el Centro Cívico de Posadas) o bien durante las entregas que se hacen en las mismas ferias.

Adelantó que hoy estarán en la feria de Itaembé Miní, por lo que allí mismo ya también se pueden empezar a comprar los alimentos.  En esa instancia, recomendó la compra de productos de estación, como los zapallitos de tronco, pepinos y lechuga, ya que “hay en cantidad y a buen precio”. 

En cifras

50%

Estiman que crecerá la demanda de productos de los colonos que comercializan en las distintas ferias francas de toda la provincia.

territoriodigital.com