Fernández prepara siete leyes para sus primeros 10 días de gobierno

El presidente electo ya tiene armado un listado de iniciativas económicas y sociales para enviar al Congreso. Los viajes oficiales previstos y el funcionamiento del nuevo gabinete.

Desde las oficinas de Puerto Madero el presidente electo ya empezó a diagramar lo que serán sus primeros días de gobierno con sello propio y al menos cuatro directivas concretas: encarar la denominada “herencia corta”, desplegar un paquete de siete leyes en el Congreso enfocadas en los temas sociales y económicos y cerrar un viaje oficial a Europa.

Ayer, Fernández se reunió con todo su equipo y con Sergio Massa, el futuro presidente de la Cámara de Diputados, para empezar a armar el listado de leyes que impulsarán ni bien llegue a la Casa Rosada. Según consignaron a Infobae fuentes allegadas al presidente electo, entre la batería de medidas que enviará el nuevo presidente al Congreso figuran la ley del Plan Argentina contra el hambre; la creación del Consejo de Seguridad; la creación de un Consejo Económico Social con representación de movimientos sociales, sindicales y empresarios; una ley de emergencia económica; la ley de reforma al presupuesto y renegociación de la deuda externa, una ley de promoción de hidrocarburos y la reforma a la ley de ministerios.

“El foco estará puesto en los temas sociales porque vamos a recibir una Argentina con el 40% de pobreza y la emergencia nos indicará que hay que atender urgente este tema”, explicó uno de los dirigentes del Frente de Todos que integrará un lugar clave en el gabinete de Fernández.

En este sentido, el futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, se encuentra elaborando el paquete de lo que será la ley de Argentina contra el hambre que prevé medidas sociales conjuntamente con el Consejo del Hambre que integrarán académicos, referentes de grupos piqueteros, sindicatos y empresas.

Esta iniciativa contempla un amplio programa de atención inmediata a los sectores vulnerables, el refuerzo alimentario a 1.000 “centros críticos” del país donde el presidente electo detectó graves problemas de malnutrición e inseguridad alimentaria severa. También el proyecto de ley de lucha contra el hambre prevé la creación de la tarjeta para que las madres de sectores vulnerables compren alimentos y se creará un Observatorio Permanente para dar seguimiento a estas políticas asistenciales.

Massa tendrá un rol central en la aprobación de esta ley y en la creación del Consejo de Seguridad ya que este órgano tendrá representación parlamentaria y emitirá las directivas en seguridad que más tarde deberá cumplir el Ministerio de Seguridad que estará a cargo precisamente del massista Diego Gorgal.

El Consejo de Seguridad marcará los lineamientos de la nueva política de seguridad que entre las primeras medidas se dispondrá a derogar los protocolos de seguridad que impuso Patricia Bullrich en los últimos años para las fuerzas de seguridad.

En lo que respecta al proyecto de creación del Consejo Económico y Social la idea de Fernández es emular al “modelo Pólder” o sistema holandés donde funciona un órgano rector conformado por empresarios, sindicalistas y funcionarios del gobierno, con perfil autárquico del Poder Ejecutivo y dedicado a solucionar problemas de tipo gremial y económico.

Como adelantó Infobae la semana pasada el presidente electo participó de un almuerzo con 22 embajadores de la Unión Europea y se entusiasmó con el comentario del embajador de Holanda Roel Nieuwenkamp sobre el funcionamiento del Consejo Económico y Social en su país. Allí funcionó para debatir temas tan diversos como bajar la inflación, encarar una reforma jubilatoria o definir aumentos salariales. Fernández no quiere que este tipo de órganos sirvan sólo para la foto y es por ello que quiere copiar ese modelo que fija por ley el Consejo Económico y Social con una fuerte impronta en las medidas de gobierno.

Por otra parte, la ley de promoción de hidrocarburos se propondrá para encarar lo que el presidente electo llama “una nueva etapa en la minería y en el petroleo”. Esto es dar mayores facilidades a los empresarios del sector para potenciar las inversiones en el yacimiento de Vaca Muerta y recuperar un área como la minería que cree que estaba descuidada. De hecho, el nuevo presidente quiere crear un Ministerio de Minería.

En el paquete de medias para enviar al Congreso también figura la idea de reformular el presupuesto que deja Macri para incluir allí un capítulo dedicado al programa dedicado a renegociar la deuda con el FMI. Y la ley de emergencia económica se prefigura para dar continuidad al cepo cambiario, nuevas medidas de corte financiero y económico en lo que respecta a recaudación.

Viajes y “herencia corta”

El armado del nuevo gabinete obligará a Fernández a modificar la ley de ministerios. Es que al menos cuatro ministerios nuevos aparecen en la grilla prevista para después de diciembre. Estos son: el Ministerio de Minería, de Vivienda, de Igualdad y Derechos Humanos, el de Cultura y el de Producción.

En lo que hace a la “herencia corta” se refiere los allegados al presidente electo coinciden en sostener que Fernández no quiere detenerse demasiado en hablar de la herencia recibida por Macri. De hecho, se está evaluando hacer un diagnóstico detallado del país que recibieron para mostrar abiertamente los cuestionamientos a la gestión saliente. No mucho más que eso.

“Hablar de herencia y detenerse a pensar en eso será perdida de tiempo y Macri ya nos hizo perder mucho tiempo”, se explayó un dirigentes del Frente de Todos.

En rigor, esta idea está atada a la decisión de Fernández de no encarar una transición detallada como la que pretendía Macri. Según pudo saber Infobae, entre los allegados al presidente electo aseguran que ya tienen “mucha información” de lo que ocurre en cada ministerio y perciben que hay “graves deudas pendientes, presupuestos subejecutados y obras sin terminar”, dijeron. Todo esto será incluido en el informe para detenerse a hablar de la “herencia corta”.

Por último, para fines de diciembre o a más tardar la primera semana de enero Fernández tiene previsto realizar su primer viaje oficial al exterior como presidente en funciones. Se contempla el armado de la visita a Francia, Italia y posiblemente Alemania.

En rigor, se trata de invitaciones que recibió el presidente electo de parte del premier francés Emmanuel Macron; el primer ministro italiano Giusseppe Conte y la canciller alemana Angela Merkel. Por problemas de agenda y ante la necesidad de concentrarse en el armado de su gobierno es que Fernández decidió postergar para después del 10 de diciembre estos viajes. Se trata de visitas que serán cruciales para la renegociación de la deuda con el FMI ya que estos países tienen un sitial relevante el directorio del organismo internacional de crédito.

Fuente: Infobae