Cataratas del Iguazú, un lugar para vivir una experiencia inolvidable en esta Semana Santa

Turismo

Declaradas maravilla natural del mundo en noviembre del 2011, las Cataratas son sin dudas un destino imperdible en cualquier época del año. Pero el Parque Nacional Iguazú no es lo único que pueden disfrutar los turistas en el destino, hay mucho más por ver y recorrer, en esta nota conocé los lugares y precios aproximados que se ofrecen en el destino Iguazú.

Hoy por hoy, la sociedad nos impone un ritmo de vida en el que la tecnología y las obligaciones asolan nuestras vidas de forma constante. Por esa razón, tomarse un respiro enmarcado en senderos de tierra roja que se inmiscuyen en el verde de la naturaleza, es una opción ideal para olvidar al menos por unos días las exigencias diarias.

La selva misionera se abre paso con múltiples opciones de atractivos turísticos, culturales y gastronómicos a lo largo y ancho de la provincia de Misiones, pero sin dudas la fascinación que producen las Cataratas del Iguazú es única.

Las Cataratas del Iguazú representan el más afamado de los atractivos misioneros y uno de los más conocidos en toda la Argentina. Está considerado Patrimonio de la Humanidad desde 1984 y maravilla natural del mundo desde el 11 de noviembre del 2011, y están cobijadas en un marco de casi 70 mil hectáreas protegidas, que desde 1934 conforman el Parque Nacional Iguazú. En esta selva, una variada fauna salvaje convive entre más de 2.000 especies de vegetales. Allí, el caudal del río Iguazú transcurre entre unos 275 saltos y llega a caer desde más de 70 metros de altura. La Garganta del diablo ofrece el espectáculo de mayor majestuosidad, formando un semicírculo de 200 metros de ancho donde las aguas generan un estruendo imponente y un vapor que suele mostrarse con los colores de múltiples arco iris.

El Parque Nacional Iguazú abre sus puertas habitualmente en el horario de 8 a 18 horas de lunes a lunes. Aunque este Viernes Santo y el sábado abrirá sus puertas a las 7 de la mañana y hasta las 18 horas, atendiendo la demanda que se prevé para esos días.

Dentro del Parque hay 4,5 kilómetros de pasarelas que se dividen en circuito inferior y superior, además del sendero Macuco, sendero Verde, el Centro de interpretación, el tren ecológico de la selva y demás, es decir que para disfrutar a pleno y tomarse el tiempo necesario para hacerlo, se recomienda hacer el recorrido en dos días. Abonando la entrada del primer día, se puede adquirir el ticket del segundo día con un 50% de descuento.

La entrada general cuesta 700 pesos, para residentes del Mercosur cuesta 560 pesos, para turistas nacionales vale 360 pesos y para los misioneros cuesta 70 pesos. Se puede abonar con tarjeta o en efectivo unicamente en pesos argentinos, y los tickets se adquieren presentando el documento de identidad.

Para destacar son los paseos náuticos (la Gran Aventura y el paseo Ecológico) que se realizan dentro del Parque, sobre el río Iguazú, y que permiten vivir la experiencia de navegar hasta llegar a posarse y bañarse bajo los saltos de esta maravilla natural del mundo.

Cómo llegar a Cataratas

Hasta el Parque se puede llegar con vehículo propio, transfers de agencias, taxis o remises, o también colectivos urbanos de la ciudad de Puerto Iguazú. Pero en temporada alta (vacaciones de verano, Semana Santa, feriados, vacaciones de invierno) lo recomendable es no ir con vehículo propio porque suele congestionarse el estacionamiento del Parque (el estacionamiento cuesta 140 pesos para los autos y 70 pesos para las motos).

Los colectivos que salen y vuelven cada 20 minutos desde la ciudad hasta el Parque Nacional Iguazú cuestan 320 pesos ida y vuelta.

Qué más se puede ver en el destino Iguazú

La ciudad de Puerto Iguazú cuenta con 14 mil plazas hoteleras para todos los gustos y bolsillos, a lo que se suman 160 casas de familia que están inscriptas para brindar alojamiento a los turistas.

Para el día hay numerosos atractivos por recorrer y por la noche, hay discotecas, casinos, restaurantes y casas de espectáculos con música típica regional y shows en vivo.

En la ciudad existe un experimentado circuito gastronómico con restaurantes especializados en platos de la zona, elaborados con productos regionales (pescados de río, mandioca, yerba, té, quesos, miel de caña o abejas, maíz, palmito, maracuyá, mamón, palta, guayabas, madera comestible y otros). Los exquisitos platos, sumados a los buenos vinos y la cálida atención de los misioneros, forman un combo para no perderse dentro del destino.

En cuanto a los atractivos turísticos de la ciudad, además de las Cataratas del Iguazú existen más de 20 lugares turísticos para disfrutar el contacto con la selva misionera, conocer la cultura, las costumbres, vivenciar una gran aventura, maravillarse con árboles gigantes, la flora y fauna, las aves y mucho más de lo que Iguazú tiene para ofrecer, por ello se recomienda por lo menos 5 días de estadía con el objetivo de aprovechar al máximo la visita.

Entre los atractivos gratuitos se destacan las aguas danzantes quefuncionan en el Hito de las Tres Fronteras, siempre en horarios nocturnos. Se trata de un show de agua, luces y sonido único, en un escenario donde se unen tres países. Este se puede combinar con la visita al Hito, el paseo de compras de artesanías y luego la visita a la Costanera Eduardo Arrabal bordeando el rio Iguazú hasta llegar al puerto de la ciudad, un paseo que se recomienda hacer caminando o en bicicleta, y en compañía de un buen mate para disfrutar del atardecer.

Cerca del Hito de las Tres Fronteras se encuentra el Orquideario del Indio Solitario, un vivero especializado de gran atractivo para los turistas en busca de conectarse con la original naturaleza de la selva de Misiones. En este predio se cultivan unas 40 variedades de orquídeas de la región, tanto nativas como introducidas. Entre las muchas especies con característicos colores y formas que se van recorriendo por los senderos de este vivero se destacan las acuáticas, subterráneas y también hay epifitas. La entrada es gratis y las plantas pueden comprarse a precios accesibles.

El Jardín de los Picaflores, cuenta con 8 especies diferentes y más de 150 ejemplares de picaflores y otras aves que vuelan libremente y se alimentan de semillas y frutos del lugar. El espacio ofrece al visitante observaciones directas de las aves volando a menos de un metro. Cuenta con un punto de ventas donde se pueden comprar materiales bibliográficos relacionados a la flora y fauna y la entrada cuesta 200 pesos por persona.

La Aripuca, ofrece conocer un verdadero sitio de grandes monumentos de la selva. El lugar se destaca por exponer ejemplares de árboles recuperados, por crear conciencia e iniciar acciones para  preservar y promover el cuidado del medio ambiente. Allí el visitante se introdue en una construcción de 500.000 kilos de madera recuperada, imitando una trampa gigante que utilizaban los aborígenes para cazar, llamada “Aripuca”. El objetivo es que las personas puedan recorrer el espacio y disfrutar de la infraestructura de madera, del Parque y los productos regionales comestibles y de artesanías. Los recomendados regionales para degustar son el helado de yerba mate y rosella, y mermeladas caseras. También se puede almorzar allí y adquirir artesanías en maderas, piedras preciosas, y artesanías guaraníes, entre otros. El ingreso cuesta 150 pesos.

El Duty Free Shop resulta una opción imperdible para los amantes de las compras. Un shopping temático con productos de primera calidad libre de impuestos y con un diseño exclusivo en cada uno de sus espacios para transportar al turista a un viaje por el mundo, como el lugar de las bebidas que simboliza un paseo por New York de los años 30, en perfumería y productos de belleza sin dudas el visitante percibirá a París y su mágica torre Eifel, en los productos de electrónica se transportarán a Shanghai y luego a Venecia para la moda. La entrada es gratuita y además de los miles de productos para todos los gustos, encontrarán en su interior un espacio para compartir exquisitos platos y bebidas. El horario de atención es de lunes a lunes de 10 a 21 horas.

La Feirinha es otro punto a tener en cuenta si de compras se trata, aunque con la diferencia de que los productos ofrecidos en el lugar son muy distintos al anterior espacio mencionado. La Feirinha cuenta con unos 70 locales comerciales que ofrecen vinos, licores, embutidos, aceites de oliva, dulce de leche, alfajores, frutas y mucho más, todo de producción nacional. Es un paseo clásico y popular donde se puede compartir una rica picada llena de “sabores y colores” con quesos, aceitunas rellenas, jamones crudos y cocidos y cervezas para todos los gustos.

La Cabalgata Ecológica del Indio Solitario permite un paseo por la selva en caballos, se hacen visitas guiadas por guías especializados acompañados por mansos caballos. Los recorridos van desde media hora a dos horas y se pasa por la laguna de los yacarés, las aldeas guaraníes donde se puede conocer un poco su cultura y comprar artesanías elaboradas por ellos.

El Guira Oga, (traducido es La Casa de los Pájaros en guaraní) es el único refugio de animales salvajes localizado en la misma selva misionera. El lugar cumple el importante objetivo de rescatar animales de la selva (que fueron atropellados o se encuentran enfermos), recuperarlos y liberarlos cuando tengan posibilidades de sobrevivir en la naturaleza. Guira Oga se encuentra sobre la Ruta 12, Kilómetro 5, en una zona de amortiguación del Parque Nacional Iguazú, frente al Museo de la Selva. La entrada vale 300 pesos.

El Biocentro Iguazú, un atractivo sustentable con la finalidad de concientizar e invitar a sentir un ferviente amor por la naturaleza y el medio ambiente. Allí se pueden observar diversas especies en diferentes escenarios, hay un mariposario, pitonario, tortuguero, reptilario, acuario y la laguna de las aves. Todo siempre rodeado de una frondosa vegetación y plantas. El lugar cuenta además con un restaurante y café donde se sirven bebidas y comidas típicas y exóticas que completan una inolvidable experiencia. El ingreso cuesta 280 pesos.

Productos Mineros queda a pasitos del Biocentro, y es un lugar donde se pueden encontrar todo de tipo de objetos y joyas, realizados en las bellas piedras preciosas. El ingreso es gratuito.

La Casa de Botellas Iguazú es un emprendimiento familiar donde se ha creado una técnica simple que permite fabricar una casa que es perfectamente habitable. El objetivo de esta Casa es sensibilizar a la gente, con respecto al cuidado del medio ambiente, y ofrecer además este modelo de construcción como una solución para familias humildes que a muy bajo costo pueden mejorar su calidad de vida, con una propuesta ecológica y sustentable. La entrada al lugar cuesta 200 pesos.

El Ice Bar Iguazú es un bar de hielo único en el mundo por su inigualable ubicación: la selva misionera. Dentro del Ice Bar todo está hecho de hielo, paredes, barra, muebles, y esculturas itinerantes que representan la fauna típica de la región. Escultores de todos los rincones del país dejan su sello en las diferentes esculturas de hielo que terminan de completar el increíble escenario. El ingreso para argentinos cuesta 350 pesos y para extranjeros 450.

Y para los aventureros hay propuestas muy diversas, como ser la visita a la aldea aborigen Fortín M’Bororé en vehículos especialmente equipados hasta llegar a la aldea, un pueblo guaraní de 140 familias que forma parte de las 74 comunidades de Misiones. Allí empieza la aventura, cruzando el arroyo M´Boca-i, con un sendero abierto en plena selva, donde el visitante podrá conocer acerca de sus trampas para animales, técnicas de cacería y el uso secreto de plantas medicinales. También disfrutarán de sus cantos y podrán aprender más de su cultura a través de las artesanías tradicionales, enseñadas de generación en generación.

Iguazú Forest es una empresa de Eco-Turismo y Turismo Aventura, reconocida por sus opciones de turismo aventura, ofrece al turista vivir y disfrutar a pleno de la naturaleza y sus bondades con una importante cuota de adrenalina. Allí se puede realizar: Canoping, un deporte extremo que consiste en el desplazamiento con arnés, pendiendo de cables de acero que están trazados en la selva entre las ramas de los árboles. En el predio de Iguazú Forest el árbol donde se inicia esta actividad tiene más de 30 metros de altura. Rappel es otra de las actividades que se pueden realizar en el lugar pensado exclusivamente para quienes gustan del turismo aventura. El rappel es lo que en otros términos se podría describir como la maniobra de descenso sobre cuerda. El rappel asistido que se realiza en Iguazú Forest se efectúa con el descenso del salto Itá de más de 15 metros. También se ofrecen caminatas en la selva por senderos que permiten el reconocimiento de diferentes especies de flora (árboles estranguladores, plantas medicinales, plantas parásitas, claveles del aire, orquídeas, palmitales) y avifauna nativa. Los cuatriciclos por sinuosos caminos de tierra con charcos, mountain bike y caminatas cierran el círculo para vivir un día salvajemente único en la selva misionera de la mano de Iguazú Forest.

Y dentro del Parque Nacional Iguazú Iguazú Jungle Explorer ofrece una experiencia inolvidable, navegación por el rio Iguazú para disfrutar de los saltos desde el agua en modernas lanchas a motor
navegando 6 kilómetros del río Iguazú inferior atravesando 2 kilómetros de aguas rápidas, con ingreso al área de cascadas, aproximación a los saltos argentinos más importantes y vista de los saltos brasileños. Una experiencia inolvidable para quienes lo realicen

El Catamarán “Cruceros Iguazú” que realiza la recorrida por los ríos Iguazú y Paraná, permite deleitarse con la puesta de sol y del encanto de la selva, desde el agua. El catamarán es una moderna y confortable embarcación especial para disfrutar del paisaje, desde adentro o desde el exterior en la cubierta principal o la terraza. Cuenta con servicio de gastronomía y tragos a bordo, cafetería, comidas rápidas, bebidas frías y calientes.

Otros paseos para disfrutar son: La Guagua del Yaguareté (un paseo de dos horas por senderos selváticos de las 600 hectáreas, cuesta 400 pesos por persona), la Balsa Aventura (desde el río Iguazú se puede observar el puente Tancredo Neves y algunos saltos, vale 300 pesos por persona), elBus turístico (recorre 47 puntos turísticos dentro de Puerto Iguazú, en una hora y media de recorrido y cuesta 170 pesos). 

PP

misionesonline.net