¿Tenés más ansiedad en días fríos? Conocé opciones de colaciones saludables

Sin dudas se están viviendo los días más fríos en Misiones en lo que va del año, lo cual nos hace cambiar, en muchos casos, algunos aspectos de nuestros hábitos alimentarios y de actividad física. Por ejemplo, es muy común que surja el deseo de “picotear” entre horas, ya sea por apetito real o ansiedad ante las horas de estar más encerrados, poca o nula actividad física al aire libre, o las temperaturas bajas que hacen que el cuerpo nos pida comidas calientes, y en la mayoría de los casos coincide en que las mismas son bastante calóricas.


Siempre recomendamos que no se tome el hábito del picoteo, al contrario, regularizar las 4 comidas principales y evitar saltearlas, pero, no obstante, muchas veces, agregar una o dos colaciones puede resultar práctico y útil para quienes sufren de ansiedad relacionada a la comida, o bien, para sumar ingestas regulares justamente para evitar estar picoteando constantemente o llegar con mucho apetito a la siguiente comida, sobre todo en aquellas personas que tienen muchas horas entre una comida principal y otra, por sus horarios habituales de trabajo, estudio, etc.

Cabe destacar que agregar ingestas que cumplan con estas funciones antes nombradas, implica seleccionar alimentos de buena calidad nutricional y no “picotear” cualquier cosa, ya que es muy común en nuestra región el consumo de panificados o productos de panadería, y/o dulces entre las comidas, con el objetivo de “calmar” la ansiedad.

Entonces, ¿qué podemos comer como colación si queremos cuidar o disminuir el peso corporal? Existen varias opciones, la elección de una u otra dependerá de las necesidades individuales y la presencia o no de alguna enfermedad que limite la ingesta de un alimento determinado. Entre las opciones más saludables encontramos:

• Una fruta fresca: durante el otoño o invierno suele disminuirse el consumo de las mismas debido a las temperaturas bajas. No obstante, debemos recordar que nuestro organismo necesita de las frutas y sus nutrientes todo el año. Podemos optar por licuados, frutas al horno, compotas, frutas picadas en pan o tostadas con queso untable, entre otros.

• Frutos secos: como almendras, avellanas, nueces, maní. Debido a que son calóricos debemos controlar la porción, aproximadamente 25 gr/día (lo que cabe en la mano, puño cerrado).

• Yogur: preferentemente descremado: solo, con cereales o frutas.

• Barras de cereal caseras o compradas de tiendas que la vendan más naturales (sin tantos aditivos industriales)

• Infusión caliente: solo o con leche descremada.

• Una porción de galletitas integrales (5 unidades promedio), también, mejor si son caseras.

• Pochoclo, preferentemente sin caramelo.

• Un sándwich de pan integral con queso magro, tomate, zanahoria rallada, lechuga, etc.

• Postre de leche dietético (leche descremada, almidón de maíz, edulcorante, esencia de vainilla)

• Una porción de bizcochuelo con agregado de frutas o frutos secos y semillas.

• Huevo duro o revuelto en alguna rodaja de pan integral

• Pancake de avena (avena, huevo, leche, polvo de hornear, edulcorante, esencia de vainilla)

Como podemos observar, las opciones son varias, dependerá de nuestros gustos y posibilidades, de acuerdo al lugar donde estamos, es decir, si estamos en casa, en la oficina, un estudio, etc., todas estas colaciones aportan nutrientes de buena calidad y son bajos en calorías, en las porciones adecuadas. Es de suma importancia organizar nuestra alimentación para evitar los picoteos entre horas.

Lic. Romina Krauss-Nutricionista
M.P. n° 147
Turnos: 376 5041351