Un buque carguero se partió en dos en la costa de Japón y generó un derrame de petróleo

Un buque carguero se partió en dos mientras transportaba viruta y fue arrastrado por un fuerte temporal en la costa noroeste de Japón. Aunque la tripulación pudo ser rescatada, según informaron la guardia costera japonesa y la compañía naviera.

Se trata del Crimson Polaris, de bandera panameña, el cual había sido fletado por la empresa NYK, y que se hundió el miércoles a 4 kilómetros de la costa de Japón provocando el derrame del combustible.

Según informó en su página web la compañía, el Crimson Polaris «fue arrastrado por un fuerte viento mientras estaba anclado y, como resultado, encalló frente a Hachinohe en la prefectura de Aomori alrededor de las 7.35 AM» del miércoles en Japón (19:35 del martes en Argentina).

Aunque en un primer momento la empresa aseguró que «afortunadamente, no se ha producido contaminación por hidrocarburos» en la zona, horas más tardes, en un segundo comunicado, NYK admitió que cerca de las 4.15 AM el barco se partió en dos «el petróleo de la embarcación se derramó en el océano. La cantidad está actualmente bajo investigación«.

Según las imágenes difundidas por la guardia costera de Japón, la popa del carguero está prácticamente hundida aunque todavía continúa a flote el resto del Crimson Polaris, una nave de unos 200 metros y construida en 2008, de acuerdo a la información de NYK.

Tres lanchas patrulleras y tres aviones fueron movilizados después de que encalló el miércoles, señaló AFP. Los 21 miembros de la tripulación, chinos y filipinos, pudieron ser rescatados.

Las autoridades intentaron contener el derrame de petróleo, pero no lograron desplegar la barrera alrededor del barco, dijo un vocero de la empresa citado por AFP.

Un buque carguero se partió en dos en la costa de Japón y generó un derrame de petróleo
Un buque carguero se partió en dos en la costa de Japón y generó un derrame de petróleo
Un buque carguero se partió en dos en la costa de Japón y generó un derrame de petróleo

«Las lanchas patrulleras trabajarán durante la noche» para evitar colisiones, dijo el vocero, y agregó que no se sabía de ninguna otra embarcación que estuviera implicada en el accidente.

En un comunicado, la empresa informó que «ha organizado un centro de gestión de crisis dirigido por el presidente de NYK, Hitoshi Nagasawa, para abordar rápidamente la situación. Se ha enviado personal de la empresa al lugar y se proporcionará el apoyo necesario al propietario del buque y a la empresa gestora del buque. Esperamos que la situación llegue a una conclusión segura y oportuna».

Fuente: Telam