Arrúa dijo que la reapertura entre Iguazú y Foz no comprenderá al tránsito vecinal

Si bien no se estableció la fecha para la reapertura de la frontera, que tendrá un corredor turístico entre Puerto Iguazú y Foz, los funcionarios misioneros continúan con las reuniones para optimizar lo que será el protocolo.

Mientras se aguarda una fecha para la reapertura de la frontera con Brasil en el norte de Misiones, el ministro de Turismo, José María Arrúa, ratificó que el protocolo enviado a la Nación, y cuya resolución se espera para los próximos días, exceptúa el transito vecinal entre las localidades de Puerto Iguazú y Foz y que tiene la finalidad de recibir turistas, tanto brasileños como de otras nacionalidades.

“La idea es que el tránsito vecinal no sea parte del protocolo. Vamos a promover que sea un corredor turístico. Más que egresen, la idea es que ingresen turistas a la Argentina y por supuesto que a Misiones”, afirmó.

El funcionario recordó que gracias a un trabajo en conjunto con los ministerios, de Salud Pública y de Gobierno, se envió para revisión un protocolo de reapertura de la frontera entre Puerto Iguazú y Foz , en formato de corredor turístico. Además, hubo reuniones con funcionarios de Brasil, donde si bien las actividades están más liberadas que en Argentina, se deben adaptar a las exigencias de este lado de la frontera.

“Queremos que se abra lo más rápido posible, pero también queremos que sea seguro y que sea confiable y que por supuesto, no tenga ninguna variación en la curva epidemiológica de Misiones”, remarcó.

Arrúa insistió en que todavía no se estableció una fecha aunque confirmó que la reapertura es una decisión tomada, por lo que resta esperar que desde Nación se autorice.

“Estamos esperando que nos aprueben el protocolo, a partir de ahí vamos a buscar la mejor fecha consensuada también con los vecinos de Brasil. No importa la fecha sino el cómo, estamos trabajando en que el cómo sea lo más seguro posible, confiable y previsible”, insistió.

El ministro indicó que está previsto que la tienda libre de impuestos  que funciona en la frontera pueda recuperar algo de operatividad mediante la llegada de visitantes, tanto de un lado como del otro.

“Estamos trabajando con el tema de Duty, buscarle la operatividad, lugar para que funcione con la misma normalidad o casi la misma del 2019, que pueda recibir el flujo de pasajeros internacionales que recibirá y también a argentinos. En función de eso, hay que ir adaptando el protocolo para que puedan entrar con turno, para que podamos ver cupos”, puntualizó.

En ese sentido, y teniendo en cuenta que el paso fronterizo funcionará como una puerta de ingreso a la Argentina similar al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, Arrúa indicó que los turistas de todas las nacionalidades, que lleguen vía Río de Janeiro o Sao Paulo, puedan tener una experiencia segura, lo mismo que el turista misionero que pretenda ingresar a la tienda.

“Tenemos que buscarle la vuelta para que esa situación sea segura, que esté previamente chequeada esa persona que está ingresando ahí”, enfatizó.

Otro de los puntos clave será la operatividad de los puestos de control debido a que no está establecido si funcionará las 24 horas o tendrá una franja horaria.

“Todavía falta un poco, pero lo más importante, es que la decisión está tomada y que estamos esperando el ok de Nación para resolver alguna fecha que el gobernador y el presidente consideren”, ponderó.

Arrúa recordó que son muchas las variables a resolver y mencionó, por ejemplo, la posibilidad de que los turistas argentinos que salgan hacia Brasil deban ser testeados a su reingreso.

“Estimo que debe pasar por lo menos 24 horas, como pasa cuando alguien se va a cualquier parte del país, pasando 24 horas, al volver, se tiene que testear. Lo que si tiene que saber que para salir o entrar, la exigencia es la vacuna”, recordó.

En ese sentido, señaló que el protocolo presentado tiene la flexibilidad de aceptar una o dos dosis. “Se presentó con la flexibilidad de una a dos dosis, dependiendo de si va ser un corredor turístico y la provincia está avanzando un ritmo de vacunación que no se está avanzando en el país, por eso se habla de una o dos dosis”, explicó.

Para finalizar, Arrúa adelantó que tendrá encuentros con empresarios de Puerto Iguazú y nuevamente con funcionarios brasileños para seguir avanzando.

“Ellos no tienen el protocolo de ingreso a Brasil o a (el Estado de) Paraná, está todo bastante liberado. Se están adaptando a lo que nosotros hemos mandado para poder ir consensuando una idea y la practicidad del mismo”, concluyó.

misionesopina.com.ar