Por ser monodosis, Misiones usará las vacunas CanSino para personas que viven en zonas rurales o alejadas

En la madrugada de ayer llegaron al país 200 mil vacunas del laboratorio Cansino -que se administran en una sola dosis-, para ser utilizadas en poblaciones de difícil acceso, como personas en situación de calle, migrantes, refugiados y otros colectivos dispersos, según se informó oficialmente.

Desde el Ministerio de Salud Pública de Misiones, señalaron a El Territorio que las vacunas que lleguen serán destinadas a aquellas personas en estado de vulnerabilidad que viven muy alejadas de las zonas urbanas donde se encuentran los vacunatorios habilitados, o bien, a personas que no puedan definir un domicilio fijo y se dificulte aplicarle una segunda dosis.

“Tenemos a casi toda la gente en situación de calle prácticamente vacunada porque la mayoría está institucionalizado o va a comer a los clubes y se los capta desde ahí. No tenemos la cantidad de personas en situación de calle que tienen en las grandes urbes como Buenos Aires, Santa Fe o Córdoba”, sostuvo a este medio el ministro de Salud, Oscar Alarcón.

Al mismo tiempo señaló que en la tierra colorada ya se está vacunando a extranjeros y residentes de otras provincias que tienen domicilio en Misiones.

“Vamos a definir bien a quién vacunar, pero el objetivo son los más vulnerables que viven en las zonas alejadas de la urbanidad, en lugares inaccesibles o no tenga domicilio cierto, al ser de una sola dosis ya no tienen que completar un esquema”, indicó.

Aún no se definió cuántas vacunas recibirá concretamente la provincia ni la fecha de arribo, pero de ese lote de vacunas que llegaron desde China al territorio nacional, a Misiones le corresponderían 4.800 dosis, según el índice de población, que se utiliza al momento de hacer la distribución a las jurisdicciones.

Una sola dosis

El embarque llegó cerca de las tres de la madrugada de ayer al aeropuerto Internacional de Ezeiza. Con esas dosis, el gobierno apuesta a vacunar a poblaciones definidas como de “difícil acceso”, entre ellas personas en situación de calle, migrantes, refugiados y otros colectivos dispersos, según lo informado por el gobierno nacional.

Por eso, con esa meta fueron reservadas las vacunas del laboratorio Cansino, desarrolladas en China, que al administrarse en una sola dosis, logran reducir las barreras logísticas.

Es que a diferencia de las vacunas autorizadas hasta el momento en la Argentina que precisan de dos dosis, esta vacuna posee la ventaja de que requiere de una sola dosis. Además, puede conservarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados; es decir, que no requiere congelación, lo que facilita su logística y se podrá salir a vacunar a campo como ya ocurre con las dosis de AstraZeneca y Sinopharm.

El arribo se sumó a los 1.736.000 sueros de Sinopharm que llegaron el sábado último desde Pekín, en el vuelo LH8264 de la línea aérea Lufthansa Cargo.

De este modo, en una semana llegaron al país 6.838.500 vacunas: 200 mil de Cansino, 4.984.000 de la firma estatal Corporación Grupo Farmacéutico Nacional Chino y 1.654.500 de AstraZeneca.

Fuente: El Territorio