Continuidad y coherencia: las similitudes entre Stelatto y Fernández

Parece imposible, ahora, no encontrar numerosas similitudes en la elección del candidato a diputado nacional que encabeza la lista renovadora, el obereño Carlos Fernández, y el actual intendente de la Ciudad de Posadas. Esto no quiere decir que Rovira se copie de sí mismo una fórmula del éxito de 2019, pero ponerlo a Carlos Fernández a lado de Lalo Stelatto nos lleva irremediablemente a encontrar cada vez más coincidencias.

En 2019, la de Lalo Stelatto significó una candidatura totalmente disruptiva, como diría Carlos Rovira. Después de haber apostado por Orlando Franco y Joaquín Losada, dos perfiles contrastantes, el “driver” responde convocando a un estilo distinto de político.

Para lo que nos venía acostumbrando la política misionera, y con solo tres meses de intensa campaña, aquel que jugaba al fútbol en torneos de profesionales del Club de Educación arrasó con las elecciones, obteniendo un resultado inédito para la Renovación y ganando en los 9 circuitos electorales de la capital posadeña.

El aparato oficialista puesto a disposición de una campaña a medida de los votantes medios posadeños, sumado a una gestión aplanadora y muy proactiva en la Dirección Provincial de Vialidad fueron determinantes para que Leonardo Stelatto logre la hazaña, no solo de derrotar a su rival interno que era intendente en funciones, sino de encontrar representatividad en todos los sectores de Posadas.

Sin embargo, Stelatto reviste algunas características que potenciaron su rol como funcionario, o como apuesta de la conducción misionerista: es un hombre de gestión, de familia, sin vinculación conocida con alguna bandería política, pero con claros y fuertes vínculos con diversos actores del escenario municipal. Cayó bien al mostrarse humilde, con poca experiencia política, y un discurso que denotaba la falta de coacheo y preparación para la exposición pública. De eso se ocupó su equipo, incluso contuvo con éxito en su campaña a sectores y estrategias políticas muy diversas del Frente Renovador. Lo que para algunos fue una carencia, Lalo y los estrategas de aquella campaña, con Rovira a la cabeza, lo convirtieron en oro en polvo.

El obereño, por su parte, llega a la intendencia siendo un médico reconocido, admirado y muy querido en su Oberá natal. El hombre es padre de familia, hincha de Boca, Pediatra, criado en la Villa Svea obereña, y se mostró sorprendido por su propia candidatura a Diputado Nacional.

Se muestra parte de un proyecto mayor, en el cual no le importa el lugar que ocupe para desarrollar a la provincia, un trabajo que viene desarrollando desde 2003 en el centro de la provincia como concejal del municipio que hoy administra.

En ocasiones, contó cómo se insertó a su rol cívico, saliendo de la función sanitaria que detentó en el hospital y la clínica que lo contuvieron diariamente por décadas de su vida: “ahí empecé a leer, a estudiar, a consultar, a hablar con ex concejales, ex intendentes, fue lindo, esa experiencia fue la que me llevó a seguir”.

Así, fue creciendo desde los inicios del Frente Renovador, aportando desde su lugar de a pie. Deben ser esos los motivos que llevaron a que el Gobernador actual, Oscar Herrera Ahuad, haya destacado la capacidad y experiencia de Fernández. Ahuad le aseguró a Fernández que tiene “plena confianza en tu capacidad y experiencia para que me ayudes a seguir adelante”.

Sin embargo, hay quienes se animan a decir que no es ningún premio para Fernández sacarlo de su cargo y al mandarlo a disputar una diputación que, excepto que ocurra una catástrofe, obtendrá cómodamente. El intendente ha sabido sanear las cuentas públicas obereñas, movilizar la construcción de un acueducto para la ciudad, e impulsar una reforma tributaria municipal. En contraste, la renovación no logró un triunfo en la elección de defensor del pueblo en Oberá el pasado 6 de junio.

La realidad es que Fernández significa, estéticamente y hasta se podría decir que “en valores” una línea de continuidad que viene caracterizando el Misionerismo 5.0 y la coincidencia más fuerte la tiene con el intendente posadeño.

misionesopina.com.ar