Islandia inaugura la mayor planta de absorción de dióxido carbono del mundo

Los operadores dicen que la planta de absorción de dióxido carbono puede extraer hasta 4.000 toneladas de CO2 del aire cada año, que luego se inyecta profundamente en el suelo para que se mineralice.

La start-up suiza Climaworks AG, que se especializa en capturar dióxido de carbono directamente del aire, se ha asociado con la firma islandesa de almacenamiento de carbono Carbfix, para desarrollar la planta de absorción de dióxido carbono más grande del mundo.

World's largest carbon capture plant opens up in Iceland

La planta de absorción de dióxido carbono más grande del mundo.

Su absorción de 4.000 toneladas de CO2 al año, es equivalente a las emisiones anuales de unos 790 automóviles.

Según un reporte de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el año pasadoa pesar de que las emisiones se redujeron producto de la parálisis causada por la pandemia, igualmente se totalizaron 31.5 millones de toneladas de emisiones de CO2 al aire.

Scientists use liquid metals to turn carbon dioxide gas back into coal

En el 2020, se emitieron 31.5 millones de toneladas de CO2 al aire.

Entonces, esta tecnología que captura el aire se considera de vital importancia para limitar el aumento del calentamiento global, además de que es una de las pocas que extraen dióxido de carbono directamente de la atmósfera. El calentamiento global es el responsable de los aumentos de las olas de calor, incendios forestales, inundaciones y aumento del nivel del mar.

La planta de absorción de dióxido carbono recibe el nombre de Orca, una referencia a la palabra islandesa «orka» que significa «energía». Su elaboración costó entre US $10 y $15 millones.

Consta de ocho grandes contenedores, que emplean filtros y ventiladores de alta tecnología para extraer dióxido de carbono y que son similares en apariencia a los utilizados en la industria del transporte marítimo.

World's Largest Carbon Absorption Plant Just Goes Online in Iceland | Science and Ecology | DW

Planta de absorción de dióxido carbono, llamada Orca.

Luego de la absorción, como siguiente paso, el carbono aislado se mezcla con ciertas cantidades de agua y se bombea a gran profundidad en la roca basáltica, donde se convierte lentamente en roca.

In Iceland, carbon emissions turned to stone - Springwise

El dióxido de carbono se convierte luego en roca.

Ambas tecnologías funcionan con energía renovable procedente de una planta de energía geotérmica cercana.

Si bien la captura directa de aire sigue siendo una tecnología costosa que recién está comenzando a manifestarse, los desarrolladores confían en que se lograrán reducir los precios aumentado la escala, a medida que más empresas y consumidores buscan reducir su huella de carbono.

Y, que, además, pueden convertirse en una herramienta importante en la lucha contra el cambio climático.

Hoy por hoy, en el mundo hay en funcionamiento alrededor de 15 plantas de captura directa de aire, que absorben cerca de 9.000 toneladas de CO2 al año.

Inclusive, actualmente la petrolera estadounidense Occidental está desarrollando la instalación de una planta de captura directa de aire más grande, que lograría extraer 1 millón de toneladas por año de dióxido de carbono del aire libre cerca de algunos de sus campos petrolíferos de Texas.

Climeworks, que recientemente firmó un acuerdo de compra de eliminación de carbono por 10 años con la importante empresa de seguros Swiss Re (SRENH.S), también ofrece un servicio de suscripción que permite a los consumidores pagar la eliminación de carbono mediante pagos mensuales.

Más del 50% de las emisiones de gases de efecto invernadero se concentran en tan solo 25 ciudades del mundo

Una nueva investigación publicada en la revista Fronteras en Ciudades Sostenibles (Frontiers in Sustainable Cities, en inglés) presento el primer balance global de gases de efecto invernadero en 167 ciudades distribuidas a nivel mundial. El estudio muestra que solo 25 megaciudades (que representan el 15% de las estudiadas) producen el 52% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

El informe reveló, además, que en términos per cápita, las emisiones de las ciudades en los sectores más desarrollados del mundo siguen siendo en general más altas que las de los centros urbanos en los países en desarrollo.

misionesonline.net