Hoy es el Día Mundial del Corazón

Cada 29 de septiembre se celebra el Día Mundial del Corazón, una iniciativa de la OMS y la OPS que tiene como finalidad concientizar la importancia de cuidar la salud cardiovascular.

El Día Mundial del Corazón fue creado por la Organización Panamericana de la Salud y la Organización Mundial de la Salud en conjunto.

Se trata de un día para concientizar sobre la importancia de la salud cardiovascular y la prevención de enfermedades que afecten el corazón.

La enfermedad cardiovascular es la principal causa de muerte en todo el planeta. Y puede estar originada por múltiples factores: desde el tabaquismo a la diabetes pasando por la presión arterial alta y la obesidad, la contaminación del aire o patologías menos comunes, como la enfermedad de Chagas o la amíloidosis cardiaca.

Para los 520 millones de personas que viven con enfermedades cardiovasculares, la pandemia de la COVID-19 ha sido sobrecogedora. Han corrido más riesgo de desarrollar complicaciones si se contagiaban del virus. Por ello, muchas de ellas han tenido miedo de acudir a sus citas médicas rutinarias e incluso de buscar asistencia médica en situaciones de emergencia. Se ha aislado de sus amigos y familiares.

En la Argentina se producen entre 40 y 50 mil infartos de miocardio al año. En los últimos diez años las muertes por esta causa crecieron un 18% según el Ministerio de Salud y Desarrollo Social.

Hábitos que hacen daño al corazón

Existen algunos hábitos que tienen que ver con la alimentación y el estilo de vida que pueden afectar fuertemente a la salud cardiovascular. Estos son algunos de ellos

  • Estrés Es un factor para el desarrollo de enfermedades cardiacas: el estrés produce ansiedad, la cual puede derivar en incremento de la presión arterial y daños en las arterias.
  • Fumar: Las investigaciones han demostrado que el tabaquismo acelera la frecuencia cardíaca, contrae las arterias principales y puede ocasionar alteraciones en el ritmo delos latidos del corazón. Todo esto hace que el corazón se esfuerce más
  • Beber en exceso: El consumo mantenido y excesivo puede dañar el corazón porque el alcohol es un tóxico para el músculo cardiaco, puede llegar a debilitar el corazón y causar una enfermedad denominada miocardiopatía dilata (el corazón se dilata y disminuye la fuerza de «bombeo»)
Los latinoamericanos son los mayores consumidores de bebidas azucaradas en el mundo - Infobae

las gaseosas y bebidas azucaradas son perjudiciales

  • Comer mucha azúcar: Según la OMS el azúcar es uno de los peores enemigos del corazón y ha recomendado que los adultos disminuyan su ingesta de azúcar diaria, especialmente los refrescos y jugos azucarados.
  • No movernos

No permanecer mucho tiempo sentado día sentado ya que esto aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiacas

  • Exceder el consumo de sal

Ya que la sal contiene altos niveles de sodio, que a su vez, pueden provocar hipertensión arterial.

Difícil pero no imposible: Consejos para disminuir el consumo de sal - Salud News 24 - Información Confiable

evitar excederse en el consumo de sal

  • La depresión

La depresión impacta severamente en la salud de las personas, y particularmente debilita al corazón.

  • Falta de sueño

No dormir entre siete u ocho horas diarias recomendadas por la noche puede traer como consecuencia desequilibrio hormonal.

  • Comer carnes procesadas

Este tipo de productos contienen grandes cantidades de sal, y casi siempre están fermentadas o ahumadas.

Hoy es el Día Mundial del corazón: hábitos que hacen daño a la salud cardiovascular

Las carnes procesadas tienen un aloto contenido de sal

¿CUÁNDO VISITAR A UN CARDIÓLOGO?

No hay una edad a partir de la cual se aconseje realizar un electrocardiograma. Estaría indicado si el paciente tiene síntomas o signos que sugieran alguna patología cardiaca o bien si tiene alto riesgo cardiovascular por la presencia de factores como diabetes, hipertensión arterial, tabaquismo, niveles altos de colesterol u obesidad.

En cualquier caso, es importante hacer análisis de sangre y tomar la tensión arterial para vigilar si aparece algún factor de riesgo cardiovascular «silencioso» como la hipertensión, la diabetes o la hipercolesterolemia.

Por otro lado, existe más riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular, si algún familiar de primer grado ha tenido una enfermedad cardiovascular a una edad precoz (hombres por debajo de los 55 años o mujeres con menos de 65 años). Además, se considera un factor de riesgo cardiovascular no modificable, por lo que es muy importante comentar estos antecedentes familiares al médico de cabecera y al cardiólogo para que puedan poner más atención en el resto de factores de riesgo cardiovascular que sí son modificables.

misionesonline.net