Después de un año de vacunación, las metas se concentran en alcanzar la totalidad de los esquemas

Hoy se cumple un año desde que empezó el plan de vacunación contra el Covid-19 en el país. Al principio fueron meses de incertidumbre por el poco stock de dosis, pero el avance de la inmunización pasó a ser luego el pasaporte para la reapertura de actividades.

Fue el 29 de diciembre del año pasado cuando todas las provincias dieron inicio a la aplicación en el personal de salud con un lote inicial de 300 mil dosis de vacunas Sputnik V llegadas desde Rusia.

En Misiones las primeras vacunas se colocaron en el Hospital de Fátima y la llegada de cada cargamento despertaba alegría y ansiedad por parte de la gente.

Se buscó inmunizar en primer lugar a los trabajadores de salud dado que eran quienes se encuentran en contacto directo con pacientes con coronavirus y tienen mayor exposición al virus.

Pero el acceso a las vacunas fue uno de los principales problemas que encontraron los países del mundo, Argentina no estuvo exenta a esa realidad que marcó el desarrollo de la pandemia en los meses que siguieron.

Recién el 19 de febrero el país abrió la vacunación para los mayores de 75 años y docentes mayores de 60 años con factores de riesgo. Y poco a poco, con la firma de convenios con más laboratorios, el país pudo acceder a dosis producidas en distintas partes del mundo y logró desarrollar y envasar en Argentina el componente.

Hoy las dosis están disponibles en la provincia para cualquier persona mayor de 3 años y pese a tener el stock suficiente de dosis, la resistencia y discursos contra las vacunas hacen que uno de los mayores desafíos pase por lograr que más de 200 mil misioneros completen su esquema de vacunación con la segunda dosis. Solo el 49,1% del total de la población tiene el esquema completo con dos vacunas.

A la fecha, en Misiones se aplicaron más de 1.583.000 vacunas, de las cuales 823.615 son primeras dosis, 619.941 personas tienen dos vacunas aplicadas y 131.185 recibieron una dosis de refuerzo o tercera vacuna.

En diálogo con El Territorio, el médico infectólogo Oscar López, especialista en vacunas, planteó dos escenarios al hacer un análisis del primer año de vacunación.

“El balance al final creo que es positivo por la cantidad de dosis aplicadas”, destacó al mencionar que el 85% de los argentinos inició el calendario de vacunación y 73% ya tiene las dos vacunas colocadas.

Sin embargo, desde otra perspectiva, señaló que “hay una oferta de vacunas para toda la población y lamentablemente sigue habiendo gente que no completa el esquema. Gente que espera algún asesoramiento por parte de su médico. Lamentablemente hay médicos que siguen diciendo que la vacuna es experimental o que no está aprobada”.

Y siguió: “hay millones de vacunas puestas en el mundo y nadie habla de las reacciones adversas de las que hablan estos médicos que creo que las dicen por ignorancia. Es cuestión que veamos que España o Inglaterra tienen 70 millones de dosis puestas y son países desarrollados donde los sistemas de denuncias son muy buenos pero no hablan de reacciones adversas”.

Por otro lado, López comentó que las reacciones adversas que pueden producir las vacunas contra el coronavirus “son las que producen cualquier otra vacuna. Yo lo que insto en este aniversario es a que aquellos que todavía no se vacunaron o no completaron el esquema, que vean algunos datos relacionados con el número de casos y los internados. Hoy del total de internados, el 98% o 99% de los internados graves son no vacunados. Los vacunados pueden contagiarse porque la vacuna, como casi todas, no evita la enfermedad. Entonces, ese es un dato muy importante a tener en cuenta”.

En relación a la enfermedad que provoca el virus, dijo que “existen tres tipos de enfermos o personas con relación con el virus: uno es el que tiene el virus en la vía aérea superior, en la nariz. El otro es el que tiene un resfrío secundario al virus y el tercero es el que tiene una infección grave”.

Futuro

Consultado sobre cómo se prevé que evolucione la pandemia, indicó: “Creo que el futuro de la pandemia lo está marcando el propio virus, que está mutando pero la mutación lo va a llevar a que al final, como la mayoría de las mutaciones de los virus, termine como lo que está pasando con Ómicron, que es muy contagioso pero su enfermedad es mínima. Tiene mucha carga viral pero no produce invasión pulmonar o es mínima”.

López comentó que una persona con dos o tres dosis de la vacuna, que contrae Covid-19 y además es diabética, obesa mórbida, hipertensa o trasplantada puede necesitar internación pero no en terapia intensiva “sino para mejor control” y eso se logró gracias a la vacunación.

Sobre la inmunización en niños, el médico que trabaja en el Hospital Pediátrico Dr. Fernando Barreyro de Posadas, sostuvo que es necesario avanzar con los pequeños.

“En los niños afecta mucho. Generalmente son asintomáticos o con muy pocos síntomas y eso genera la posibilidad de contagiar a otros”, precisó al tiempo que dijo que los menores internados por coronavirus fueron casos excepcionales en Misiones, solo dos este año de los cuales uno necesitó de cuidados intensivos por sus comorbilidades.

“La incidencia es menor pero debemos vacunarlos para tener la menor cantidad de susceptibles. Porque el chico puede tener una enfermedad mínima, pero puede contagiar. Por eso es muy importante que tengamos en cuenta a los niños, no solo para evitar que se enfermen sino para evitar que sean un foco de infección también”, finalizó.

“Este desarrollo marcó un antes y un después”

La incertidumbre causada por la pandemia de Covid-19 puso los ojos sobre la ciencia, que logró desarrollar una vacuna en tiempos récord.

“El desarrollo de esta vacuna marcó un antes y un después. Sobre lo que es ARN mensajero ya se habla en algunos lugares y muchas vacunas van a usar esta plataforma de inmunización, porque implica no usar un montón de virus vivos para formar las vacunas”, contó Oscar López, pediatra infectólogo.

“Es muy probable que se progrese mucho en vacunas con estas plataformas. Tanto Pfizer como Moderna están hablando y seguramente estarán trabajando en otras vacunas con esta plataforma de ARN mensajero que es una innovación total. Así que sin dudas va a evolucionar la vacunología”, cerró.

Los traspiés y las estrategias para acercar las dosis a la población

Una de las mayores resistencias que se debió enfrentar fue el discurso contra las vacunas que logró expandirse en la provincia.

Así se diseñaron diversas estrategias para lograr convencer a quienes dudaban o aún lo hacen. Una de las iniciativas más recientes tiene que ver con el operativo ‘Toco tu puerta’ donde agentes de salud o de las fuerzas de seguridad recorren los barrios para hablar y convencer a los vecinos de la importancia de estar vacunado.

En tanto, desde este 1º de enero se exigirá tener aplicadas dos vacunas para poder participar de eventos considerados masivos, con más de 1.000 personas, o en espacios cerrados con menos de esa cifra.

En Misiones los operativos de vacunación incluyeron también agentes sanitarios plurilingües y pertenecientes a los pueblos originarios para acceder a lugares recónditos, de muy difícil ingreso.

Adrián Saldías, director de Salud Indígena del Ministerio de Salud Pública, contó a Télam que años atrás debieron superar algunas barreras culturales en cuanto a la medicina y algunos avances de la ciencia y la tecnología pero resaltó que en general la vacuna contra el Covid-19 “fue muy bien aceptada” en las comunidades mbya.

Ahora, los pobladores “están acostumbrados a inmunizarse, esta es una vacuna más a las que habitualmente reciben durante el resto del año, como la antigripal y la neumonía”, remarcó.

Por las complicaciones del trayecto, el fármaco usado para vacunar a los guaraníes fue Astrazeneca, debido a que tiene una cadena de frío de entre 2 y 8 grados, a diferencia de la Sputnik V

También, para generar confianza en las vacunas, se difundieron spots publicitarios en guaraní a través de Canal 13 Jasy TV, instalado en la aldea Fortín Mbororé, en Puerto Iguazú.

“A principio de año, cuando se inició la campaña de vacunación había resistencia, por lo tanto tratamos de esta forma de llevar confianza a los habitantes de las comunidades para que se acerquen a vacunarse”, explicó Basilio Salas, responsable del canal.

Fuente: El Territorio