Desafíos y alcances de la reciente reglamentación de la ley de educación inclusiva

La Ley VI N°253 de la Provincia de Misiones es la que regula y fomenta la Educación Inclusiva. Fue publicada recientemente en el Boletín Oficial bajo el decreto Número 1797.

Esta reglamentación se realizó con aportes de la Dirección de Educación Especial y Asuntos Jurídicos del Ministerio de Educación. Haciendo un desglose de su contenido podemos destacar que menciona las diferentes condiciones de discapacidad y establece que la forma correcta de nombrar es personas con discapacidad.

Además pauta criterios atendiendo que la inclusión en las escuelas en las distintos niveles es prioritaria y es punto de partida de la trayectoria educativa. Será tarea de los directivos de los establecimientos escolares garantizar que se realice una evaluación pedagógica inicial de los sujetos con discapacidad, valorando sus necesidades educativas de acuerdo con su condición, observando y analizando al alumno en su contexto educativo, teniendo en cuenta su palabra y la de su familia. Tal como la pauta la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad.

De esta forma nos despegamos del modelo médico que requiere etiquetar con un diagnóstico, poniendo en primer plano lo patológico, dejando de lado a la persona.

En el articulado se brindan pautas de acción muy concretas desde el primer contacto que tiene el estudiante con las escuelas, estableciendo el diseño de estrategias educativas que implicarán las articulaciones entre las direcciones de niveles y modalidades del sistema educativo, de salud, desarrollo social, justicia y otros.

Se delimitan alcances de las configuraciones prácticas de apoyo, así como del proyecto pedagógico individual como un organizador importante del dispositivo educativo de inclusión haciendo fuerte hincapié en la corresponsabilidad que les caben a todos los actores del sistema educativo como garantes de la inclusión.

La reglamentación es puntillosa y refiere a certificación de las trayectorias de los estudiantes, consignando que los niños, adolescentes y jóvenes que por su condición no puedan cursar en las escuelas de Nivel (primaria, medio común) podrán hacerlo en las Escuelas Especiales donde también podrán certificarse las trayectorias realizadas según lo pauta la Resolución del Consejo General de Educación N 2990, instrumento legal que data de este año y viene a saldar una asignatura pendiente con los estudiantes de las escuelas especiales misioneras.

La ley VI N°253 enmarca la tarea que venimos desarrollando en las diferentes escuelas asociadas, donde a través de un trabajo colaborativo e interdisciplinario se sostienen trayectorias escolares de estudiantes con discapacidad no solo con intervenciones directas de los Maestros de Apoyo a la Inclusión, sino también con asesoramiento que configuran dispositivos de apoyo y a través de múltiples jornadas de capacitación sobre transversalidad de Educación Ambiental, salud sexual y reproductiva, abordaje de la Educación Sexual Integral articulada con el Plan de Lectura.


Los Desafíos

Nos encontramos trabajando para profundizar y/o implementar la tarea en  diferentes talleres de Formación Integral, intentando universalizarlos en la totalidad de las escuelas, tarea que requiere de la articulación con la educación técnica.
En su carácter transversal, la modalidad nos mueve a la capacitación constante para poder cumplir con la misión de trabajar estimulando a edades tempranas para prevenir o disminuir el impacto de la discapacidad, atender, enseñar y posibilitar el egreso de los estudiantes de las escuelas especiales. Son personas que requieren de mucha formación y de un potente trabajo interdisciplinario muy bien planificado para que resulte exitoso. Para ello, reitero, es necesaria la capacitación permanente para responder a la demanda que implica la inclusión de los estudiantes en todos los diferentes niveles educativos.

No es sencilla la tarea, no puede desarrollarse en soledad por ello demanda perfiles profesionales capaces. Es necesaria la flexibilidad para confeccionar dispositivos curriculares diversificados con estrategias y contenidos para todos los estudiantes.

Por: Profesora Liliana Santander, Directora de Educación Especial del CGE