Por qué no hay que darle comida con sal a los perros

El sodio presente en los alimentos que a veces se comparte con los perros puede ser perjudicial para la salud de las mascotas. Leé por qué no hay que darle alimentos con sal.

Muchas veces estamos comiendo y nuestro perro se acerca a pedirnos un poco de comida. Su cara nos conmueve y terminamos dándole un poquito de lo que tenemos en el plato. Esta actitud de cariño hacia nuestro can puede perjudicar su salud. En esta nota de contamos por qué.

El sodio de los alimentos es clave tanto para los humanos como para los perros, para mantener equilibrado el nivel de electrolitos en el cerebro. Ayuda al buen funcionamiento de los músculos y los nervios, además de mantener la presión sanguínea equilibrada.

Sin embargo, demasiado sodio puede generar algunas condiciones graves en tu perro. Por esto, es clave que revises la comida que le das según su tamaño y raza.

La cantidad máxima de sodio que tu perro puede consumir ya está incluida en las comidas especiales para ellos, y por eso es mejor que te abstengas a darle más.

Cuánto sodio es recomendable para un perro

El recomendado de sodio para un perro es alrededor de 100 miligramos por 100 calorías, es decir, muy poco porque llega a ser casi un 0.3% de lo que está consumiendo.

Llega a ser menos cuando se trata de perros con condiciones médicas. El sodio se vuelve tóxico cuando come más de 2 a 3 gramos por cada kilo de su peso. Es difícil entonces para el dueño medir cuánta sal extra puede consumir su perro y llega a ser peligroso.

Fuente: Revista Códigos