Cerca de 30.000 niños viven con temor al cyberbulling y el odio en sus redes sociales

Al menos 30 mil chicos, entre 11 y 25 años, viven con miedo por el ciberbullying y por recibir mensajes de odio a través de las redes sociales; principalmente vía Twitter, Facebook, Instagram y WhatsApp. Así lo advierte un relevamiento llevado a cabo por la ONG Internacional Bullying Sin Fronteras, basándonos en los miles de correos electrónicos que llegaron a la entidad desde la República Argentina.

“Desde octubre del año pasado, nos vienen llegando miles de testimonios diarios, sobre chicos y chicas que viven con temor, a raíz de que son amenazados, amedrentados, insultados o directamente instigados a quitarse la vida”, alertó Javier Miglino, abogado especialista en Derechos Humanos y Protección de la Niñez y Director Mundial de Bullying Sin Fronteras.

Y agregó: “Lamentablemente, en el curso de 2022 se han producido varios suicidios de jóvenes en todo el país. Desde San Juan, Mendoza y San Luis hasta el Conurbano bonaerense, la Ciudad de Buenos Aires, Rosario, Córdoba, Formosa, Misiones, Corrientes, Chubut, Tierra del Fuego, Santa Cruz, Neuquén y Río Negro”.

Miglino aseguró que el odio y el ciberbullying también llevan a cometer homicidios, como ocurrió recientemente en el partido bonaerense de Merlo con el crimen de Nicolás Alexander Cernadas, un nene de 13 años que apareció semi calcinado en un descampado de la localidad de Mariano Acosta.

Sus asesinos, dos jóvenes de apenas 14 y 17 años, según se desprende de los chats de Instagram en poder del Fuero Penal Juvenil de Morón, muestran cómo de a poco se fue escalando de una situación de celos a un escenario de odio, y de ahí se pasó al asesinato.

En una de las capturas de pantalla de los escalofriantes chats que complican a los detenidos por el crimen del chico calcinado, se puede ver un dialogo que inicia así:

1: -Si??

2: -Que sale. En un rato?

1: -No sé wacho (sic) estoy todo roto.

2: -Yo ando re con la cabeza a full por lo de ayer.

El imputado 1 envió dos mensajes de audio (su contenido se desconoce) y la respuesta es:

2: -Ya sé amigo. Pero queda el cargo de conciencia. Igual.

1: -Y sí

2: -Lo hicimos verga.

1: -Sí

En una segunda captura de pantalla del celular de uno de los acusados, la charla continúa cuando uno de ellos ve en un canal nacional, la noticia del hallazgo del cadáver de Nicolás.

Imagen tomada de captura de una conversación en Messenger de Instagram

Fuente: Misiones Opina