El ministro Massa anunció la modificación en el impuesto a las ganancias

El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció este domingo que actualizarán el mínimo no imponible del tributo a más de $330.000 a partir del 1° de noviembre.

Ante la alta inflación y la presión de los gremios, el ministro de Economía, Sergio Massa, anunció este domingo que aumentará el piso del impuesto a las Ganancias a $330.000, medida que regirá a partir de noviembre.

La última vez que se actualizó el piso del tributo fue en junio, cuando pasó de $225.937 a $280.792 para el salario bruto de un trabajador en relación de dependencia. Ahora, con el deterioro del poder adquisitivo y a partir del impacto que tiene en los salarios por los aumentos dispuestos por paritarias, habrá una actualización. Sin embargo, todavía queda esperar los detalles respecto a cómo se aplicará y cómo se calculará la implementación de las modificaciones.

“El adelanto de lo que llamamos modificación del mínimo no imponible está decidido. Vamos a estar subiendo el piso a partir del 1° de noviembre. Va a estar arriba de los $330.000″, sostuvo Massa en declaraciones radiales.

Sin embargo, distintos especialistas dieron sus perspectivas sobre la situación actual de la aplicación del impuesto. En este sentido, el especialista César Litvin señaló: “El nuevo piso que anunciaron no resuelve los problemas de los trabajadores. Debe reformularse, de manera prioritaria, todas las deducciones personales y actualizar los montos de las escalas de alícuotas, también equiparar a los autónomos”.

En ese sentido, para el especialista tributario Sebastián Domínguez debería hacerse una reforma integral del impuesto a las Ganancias, que contemple actualizaciones automáticas trimestrales y que tengan en cuenta la variación del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

En agosto, según datos de la AFIP, había 887.654 los trabajadores y jubilados alcanzados por Ganancias, de acuerdo al último dato disponible, tal como anticipó TN.

De cuánto debería ser la actualización del piso salarial

El piso salarial de Ganancias fue una iniciativa de Sergio Massa cuando era titular de la Cámara de Diputados y comenzó el año pasado en $150.000. El proyecto recaía en que buena parte del sueldo adicional era acaparado por la AFIP porque el Mínimo No Imponible (MNI) se ajusta una vez por año, en enero.

Es por ese motivo que se crea un piso salarial de Ganancias, con la facultad al Poder Ejecutivo de actualizarlo en forma periódica y que se mide a través del coeficiente de Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte).

En 2022, arrancó en $225.937, y por la suba de la inflación y los acuerdos salariales rápidamente quedó desactualizado. Luego de la gran presión ejercida por Massa cuando Martín Guzmán aún estaba a cargo de la cartera económica, se elevó a $280.792 en una actualización que correspondía a la suba del RIPTE entre octubre 2021 y marzo 2022.

Según cálculos de Dominguez, durante el período de marzo a agosto, el RIPTE aumentó el 28,37%, por lo que la remuneración bruta no sujeta al impuesto a las Ganancias se fijaría en $360.452 y se debería tomar el mismo parámetro para determinar el aguinaldo exento.

Otro sería el caso si se tiene en cuenta el valor del sueldo bruto promedio por la variación del IPC de septiembre 2022 respecto a octubre 2021, ya que arroja como resultado que no se debería tributar ganancias por sueldos brutos hasta $400.744.

“Los empleados que tienen remuneraciones superiores y no encuadran en esas deducciones especiales incrementadas, sufrirán mayores retenciones del impuesto a las ganancias por el efecto de la inflación y no por haber incrementado su capacidad contributiva”, explicó Domínguez. Y remarcó: “Lamentablemente, el Congreso es quien debería modificar la ley y no que las actualizaciones queden en manos del Poder Ejecutivo, que podría realizarla discrecionalmente y con fines políticos, especialmente en un año electoral como 2023″.