Estados Unidos envió un anticuerpo experimental y un medicamento antiviral para el brote de ébola en Uganda

Estados Unidos envió a Uganda remdesivir de Gilead Sciences y el fármaco experimental contra el ébola MBP134 de Mapp Biopharmaceutical Inc para ayudar a salvaguardar a los trabajadores sanitarios que responden a un brote que ya infectó a 60 personas y dejó 44 muertos.

En la actualidad no existen vacunas ni tratamientos probados para la especie sudanesa del ébola, uno de los cuatro virus del ébola conocidos que causan fiebre hemorrágica en los seres humanos. El brote confirmado por el Ministerio de Sanidad ugandés el 20 de septiembre es el mayor de la especie Sudán desde el año 2000.

La ministra de Sanidad de Uganda, Jane Ruth Aceng, reveló los envíos estadounidenses en una reunión de representantes sanitarios de la región africana celebrada la semana pasada en Kampala y dijo que se había suministrado remdesivir, ampliamente utilizado como tratamiento contra el COVID-19, y un anticuerpo monoclonal no revelado a los trabajadores sanitarios.

Proporcionar un tratamiento que proteja la vida de los trabajadores sanitarios podría ser fundamental para contener el brote, dijo Joel Montgomery, jefe de la rama de patógenos virales especiales de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

La Organización Mundial de la Salud dijo que está trabajando con socios en Uganda para establecer la infraestructura para un ensayo clínico y está apoyando el uso de los antivirales y anticuerpos monoclonales no probados y recogerá datos sobre su eficacia.

Un gran brote de la especie Zaire del ébola en África Occidental entre 2014 y 2016 dio lugar a vacunas y tratamientos eficaces, pero no hay tratamientos ni vacunas probados para la variante Sudán.

Un estudio sobre el MBP134 y el remdesivir en primates no humanos demostró que cualquiera de los dos fármacos administrados por separado rescataba al 20% de los animales infectados por la especie sudanesa del ébola, pero cuando se administraba en combinación, el 80% de los animales infectados sobrevivía.

El MBP134 se está probando actualmente en los primeros ensayos de seguridad en voluntarios humanos sanos, dijo el presidente de Mapp, Larry Zeitlin, en un correo electrónico. Todos los agentes han completado el estudio y los datos se están analizando actualmente. En general, el MBP134 fue bien tolerado, destacó.

Fuente: El Misionero