La provincia ya vacunó al 63% de la población objetivo en la campaña contra el Sarampión y la Polio

A una semana del cierre de la Campaña Nacional de Vacunación contra Sarampión, Rubéola, Paperas y Poliomielitis, dirigida a la población pediátrica de entre 13 meses y 4 años inclusive de todo el país, Misiones ya inoculó al 63% de la población objetivo, esto es 55.692 niños de los 88.400 totales. Lo cual posiciona a la provincia en buenos números en la comparativa a nivel nacional.

Desde el comienzo de la vacunación el 1º de octubre, la cartera de Salud provincial ha desplegado una logística sobre todos los municipios. Debido al extenso trabajo territorial, hay localidades como 25 de Mayo, Candelaria, Concepción de la Sierra y San Javier que ya superaron el 85% de cobertura con la dosis de refuerzo.

Sin embargo, Roberto Lima, Jefe de Inmunización, subrayó que “los municipios más grandes son los que más están costando”, por lo que invitó al “acompañamiento de los padres de los niños y niñas que aún no recibieron las dosis en la campaña”, para que se acerque hasta los centros de salud.

Es importante tener en cuenta que, al momento de la inoculación, los niños reciben las dosis de las vacunas triple viral (SRP) y antipoliomielítica (IPV), estas dosis son adicionales e independientes de las dosis recibidas previamente. Ambas dosis son gratuitas, obligatorias y no se requiere orden médica para su aplicación. Asimismo, las vacunas de la campaña se pueden coadministrar con la vacuna contra el Covid-19 y con cualquier vacuna del calendario nacional.

En cuanto al objetivo de la campaña, si bien Argentina está libre de la circulación de poliovirus salvaje desde 1984 y no presenta casos endémicos de sarampión desde el año 2000, ni de rubéola y síndrome de rubéola congénita desde 2009, “lo que necesitamos es evitar la reintroducción de enfermedades a nuestro territorio” aseguró Lima. Dado que en países de la región estas enfermedades tienen circulación y hay casos activos, Misiones debe llegar al objetivo por los kilómetros de frontera que posee.

Cómo afectan estas enfermedades

“Se trata de cuatro enfermedades que son realmente graves, el Sarampión, no es una patología leve, produce cuadros de neumonía y complicaciones en el sistema óseo central; la Rubéola es bastante benigna, pero no así la Rubéola Congénita -se transmite de madre a hijo-, porque puede producir cataratas, sordera y cardiopatías congénitas; la Papera tambipen tiene afecciones como la pancreatitis y, en ocasiones, orquitis que puede llevar a la infertilidad”, enumeró Liliana Arce, pediátra e infectóloga.

Y agregó: “La Polio es una enfermedad muy grave, ha sido erradicada de América, pero sin embargo hay riesgo, por ejemplo, en la zona cercana al mundial de Qatar, Afganistán y Pakistán tienen casos de Polio Salvaje. Hay que tener en cuenta que puede importarse, por eso se debe inmunizar a la población”.

Por último, Arce destacó que según registro de diversas sociedades de pediatría en Argentina se deben inocular a 2.300.000 niños con las dosis.

El país asumió y sostiene el compromiso de la eliminación del sarampión, la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita (SRC) en su territorio. Desde la última Campaña de Seguimiento en 2018 se acumularon muchos niños y niñas, de 1 a 4 años, susceptibles. Esto indica la necesidad de realizar esta nueva campaña, que se extiende hasta el 13 de este mes, para brindar una segunda oportunidad a la población que no accedió a la vacunación -sobre todo durante la pandemia- o no tuvo respuesta inmune a la dosis aplicada con anterioridad.

Fuente: El Territorio