Posadas cuenta con 700 cámaras de seguridad, que se convirtieron en una importante herramienta

La Policía de Misiones cuenta con 700 cámaras de seguridad distribuidas en puntos estratégicos de la ciudad de Posadas.

En los últimos tiempos, estos dispositivos se transformaron en una importante herramienta operativa que permite a los efectivos una mayor rapidez al momento de proceder ante cualquier situación emergente. En los últimos días, distintas intervenciones fueron posibles gracias al monitoreo del 911.

Por ejemplo, en la noche del pasado jueves, agentes de la Dirección Agrupación Motorizada, procedieron en inmediaciones del Anfiteatro de Posadas a raíz de una solicitud de los vecinos, en razón de que un grupo de personas realizaba disturbios en la vía pública. Una vez allí, el personal policial intentó hacer dialogar con ellos -cuatro jóvenes de entre 18 y 21 años- pero se negaron e increparon a los policías, por lo que fueron detenidos y llevados la comisaría jurisdiccional.

Momentos más tarde, los operadores del 911 captaron a otro grupo alterando el orden público, consumiendo bebidas alcohólicas en el acceso al puente Zaimán y la avenida Tierra del Fuego y generando desorden. Rápidamente, los integrantes de la D.A.M. arribaron al sitio, donde apresaron a tres individuos de entre 18 y 25 años, quienes intentaron escaparse de los uniformados.

Por otro lado, en las últimas horas del viernes, los efectivos fueron alertados por el Centro Integral de Operaciones 911, sobre dos sujetos que ponían en riesgo su vida y la de terceros, interponiéndose entre vehículos e interrumpiendo el tránsito en el cruce de las avenidas Lavalle y Santa Cruz. Inmediatamente, la Policía acudió a ese punto y apresaron a los dos muchachos, ambos de 18 años.

Finalmente, en la mañana del día sábado, los motorizados aprehendieron a un hombre de 44 años, que fue registrado por las cámaras de seguridad, cuando ingresó a una propiedad privada, ubicada entre la calle Ambrosetti y la avenida López, donde intentó robar.

Todos los detenidos quedaron alojados en las respectivas dependencias policiales, en las cuales permanecen a disposición de la Justicia.

Fuente: El Misionero