El gobernador pidió que la discapacidad no sea el “último orejón del tarro” en partidas presupuestarias

El gobernador encabezó este martes en el Centro de Convenciones y Eventos de Posadas, la entrega de 2000 pensiones no contributivas para discapacitados; la renovación de 3 convenios con prestadores de discapacidad de la provincia y ayuda técnica para jóvenes que recibieron sillas de ruedas y otros equipamientos para mejorar su calidad de vida.

El acto contó con la presencia del director ejecutivo de Andis, (Agencia Nacional de Discapacidad), Fernando Galarraga, el vicegobernador Carlos Arce; demás miembros del gabinete provincial; intendentes de varios municipios; beneficiarios de las pensiones y cerca de 300 profesionales de la salud, quienes recibieron capacitación con perspectiva de discapacidad.

“El primer lugar que es la caja de resonancia donde se acude por una discapacidad, son los hospitales, los centros de atención primaria de la salud y los municipios”, explicó Herrera Ahuad ante un auditórium repleto.

“Para quienes somos discapacitados, nuestra vida no es difícil por la discapacidad, sino que nos las hacen difícil la accesibilidad y una sociedad que siempre pone barreras”, apuntó el gobernador.

Hace un tiempo que Oscar Herrera Ahuad recibió un implante coclear y ante el público reveló que “todavía cuando viajo, en los aeropuertos tengo que explicar que en la valija llevo todo el implemento auditivo y parece que llevara un elemento explosivo. Te hacen desarmar la valija y te sacan todo”.

“Pasa lo mismo con los ciegos, los discapacitados motrices. La conducta vial, no contempla al discapacitado”, se quejó.

El jefe del Ejecutivo misionero pidió “comenzar a trabajar desde nuestro lugar para transformar esta sociedad. Tiene que ser más empática para con los discapacitados y eso permitirá una vida más igualitaria, con igualdad de oportunidades”.

“Uno cree que con la solidaridad uno se siente moralmente bien, cuando ayuda a un discapacitado. Y no es así”, expresó el gobernador.

“La solidaridad es un momento. Entregar una ayuda técnica como una silla, es un momento, es una foto. Pero la vida de los chicos continúa y cuando nos vamos de acá, es cuando más apoyo y acompañamiento necesitan. Y ellos deben tener la protección del Estado”, remarcó.

Según Herrera Ahuad, “estamos lejos todavía de los estándares de trabajo para resolver el problema de los discapacitados. En nuestra provincia, en la Argentina y en el mundo”.

“Cada vez más, los discapacitados nos vamos incorporando a diferentes esquemas de gestión y de trabajo. Fernando (Galarraga) con su ceguera es el responsable de la Agencia Nacional de Discapacidad. Yo sordo, soy gobernador de una provincia”, destacó.

“Es nuestro momento de generar esa concientización en el nivel político, que toma las decisiones”, reiteró.

Aprovechando la visita del funcionario nacional y ante la mirada de miembros de su gabinete, Herrera Ahuad hizo un fuerte llamado en defensa de la discapacidad.

“La discapacidad y las áreas que toman decisiones, no deben ser el último orejón del tarro en el presupuesto. Deben estar primeros en la asignación de partidas presupuestarias y de flujo financiero de cada uno de los lugares que tienen responsabilidades”.

También apuntó a las estrategias de visibilización, “que muchas veces se da en actos o en jornadas que se realizan para concientizar y eso debería ser algo de todos los días”.

“En este camino que llevamos adelante nadie puede quedar a un costado. Todos debemos asumir responsabilidad de trabajar en los municipios desde los consejos de discapacidad para construir una sociedad mucho más igualitaria”, manifestó el gobernador.

“No hay que asociar discapacidad con enfermedad”

Por su parte Fernando Galarraga, director ejecutivo de la Agencia Nacional de Discapacidad, detalló que su arribo a la provincia, “es para entregar 2 mil pensiones no contributivas, que es un recurso importante que el Estado nacional aporta para personas con discapacidad, que todavía no accedieron al mercado laboral”.

Además, “siempre aprovechamos estos encuentros para renovar acuerdos con instituciones prestadoras de servicio para acercar ayudas técnicas que son importantes para la autonomía de las personas con discapacidad”, añadió.

“También queremos seguir contribuyendo a la visibilidad y la inclusión real para que toda la sociedad participe. Estamos contentos con la articulación que se da con Misiones porque vamos de la mano”, ponderó.

Para Galarraga, persona no vidente que es la máxima autoridad en la Argentina del área de discapacidad, “se están dando pasos importantes, pero todavía faltan cambios culturales para tener otra mirada sobre la discapacidad”.

“La capacitación es en perspectiva de discapacidad, en derecho y en cómo abordarlos desde una mirada que no sea exclusivamente médica”, completó.

Fuente: Misiones Opina