La población mundial llegará a las 8 mil millones de personas

El 15 de noviembre habrá 8 mil millones de personas en la Tierra. ¿Son demasiadas? No necesariamente, responden los expertos que alertan más bien del excesivo consumo de los recursos en el lado más rico del planeta. “Ocho mil millones es un hito capital para la humanidad”, dice la jefa del Fondo de Naciones para la Población, la panameña Natalia Kanem, que se alegra del aumento de la esperanza de vida y de la caída de la mortalidad infantil y materna.

“Sin embargo, me doy cuenta de que no todo el mundo lo celebra. Algunos están preocupados por la sobrepoblación, con demasiadas personas y recursos insuficientes para vivir”, agrega antes de instar a no tener “miedo” de la cantidad.

Pero, ¿hay demasiadas personas en el planeta? No es la buena pregunta, responden muchos expertos que rechazan la idea de la sobrepoblación y prefieren hacer hincapié en el consumo excesivo de los recursos por los países desarrollados. “¿Demasiado para quién? ¿Para usted? ¿Para qué? Si me pregunta si estoy demás, no lo creo”, responde Joel Cohen, de la Universidad Rockeffeler en Nueva York.

“Creo que la pregunta sobre la cantidad de personas que la Tierra puede aguantar es una pregunta con dos caras: las restricciones o los límites naturales y las decisiones que toman los humanos”, apunta.

Esas decisiones hacen que se consuman muchos más recursos biológicos (bosques, peces, tierras…) de lo que el planeta Tierra puede regenerar cada año, y el excesivo consumo de energías fósiles, que generan cada vez más emisiones de CO2 responsables del calentamiento. En cuanto a los recursos, se necesitarían 1,75 tierras para satisfacer las necesidades de la población de manera sostenible, según las ONG Global Footprint Network y el WWF.

En el caso del clima, el último informe de los expertos de la ONU señala que el crecimiento de la población es uno de los motores mayores del alza de las emisiones de gases de efecto invernadero, pero menos que el crecimiento económico.

“A menudo, somos estúpidos. Nos ha faltado visión. Somos glotones. Es ahí donde radica el problema y las decisiones”, dice Joel Cohen, que insta no obstante, a que no consideremos la humanidad como una “plaga”.

“Nuestro impacto en el planeta está determinado más por nuestro comportamiento que por la cantidad” de gente, dice por su parte Jennifer Sciubba, investigadora del centro de análisis Wilson Center. “Es cómodo y perjudicial seguir culpando a la sobrepoblación” en lugar de cambiar el comportamiento de los países ricos.

Pero los 8.000 millones de seres humanos ya están aquí y la población va a seguir creciendo, a 9.700 millones en 2050, según la ONU. Dado el número de jóvenes, la población seguiría creciendo aunque los países con mayor tasa de fecundidad cayera a dos niños por mujer.

Fuente: Revista Códigos