Autorizan nueva suba en el precio de las garrafas

La secretaría de Energía establece precios máximos de referencia para garantizar el acceso a la garrafa de gas de uso doméstico.

La Secretaría de Energía a cargo de Flavia Royón, dispuso este viernes una nueva suba en los precios de referencia de las garrafas de gas. Se trata del segundo aumento consecutivo tras la suba del 45,85% aprobada en diciembre pasado.

La Resolución 15/2023 publicada este viernes en el Boletín Oficial con la firma de Royón dispone que la garrafa de 10 kilos subirá desde los 923,70 pesos actuales a 1.016 pesos; la de 12 kilos subirá de 1.104,44 pesos hasta 1.219 mientras que la de 15 kilos pasa de los 1.385,55 pesos actuales a 1.524 pesos.

La cadena del gas envasado viene acumulando tensiones a raíz de los aumentos de costos y los precios atados a las autorizaciones oficiales. En noviembre pasado, la Cámara de Empresas Argentinas de Gas Licuado (Cegla), junto con la de Operadores y Distribuidores de Gas Licuado (Codigas) y la de Distribuidores de Gas Licuado (Cadigas) realizaron movilizaciones en varios puntos del país para reclamar subas de precio y mayor agilidad en el cobro de compensaciones que reciben las empresas.

El Programa Hogar prevé un esquema de precios máximos de referencia y de compensaciones a ser aplicados a los volúmenes de producto, butano y propano, que tengan por destino exclusivo el consumo en el mercado interno de GLP envasado en garrafas de 10; 12 y 15 kilos de uso doméstico.

Entre sus considerandos, la medida indica que «los precios máximos de referencia cumplen un rol primordial para asegurar el suministro económico de GLP a sectores sociales residenciales de escasos recursos que no cuenten con servicio de gas natural por redes».

Y justificó la nueva suba por «la variación experimentada en los valores asociados a la producción de GLP, así como en los costos observados en los segmentos de fraccionamiento, distribución y comercio minorista» por ello, señala la Resolución, «resulta necesario actualizar los precios máximos de referencia asociados a la producción y comercialización de GLP, propendiendo a que el precio al consumidor final resulte de los reales costos económicos de la actividad en las distintas etapas, de manera que la prestación del servicio se realice con las debidas condiciones de calidad y seguridad, siempre manteniendo la protección de los usuarios vulnerables a través del Programa Hogar».

Fuente: Agencia Hoy