ACV: “El 85% de las personas con hipertensión arterial no tiene síntomas”

Los accidentes cerebrovasculares (ACV) en ciertos tipos de personas como hipertensos, obesos y fumadores, pueden ser mortales si no se controlan o pueden dejar severas secuelas. Tradicionalmente, se asocia su presencia infaltable en verano cuando hace mucho calor, lo cierto es que en el invierno, con días de intenso frío, es cuando más se pueden manifestarse estos casos, según los especialistas.

“El ACV es una retención del flujo de sangre en una arteria del cerebro y hace que el tejido cerebral se quede sin sangre durante minutos, y eso causa una lesión permanente, con todas las consecuencias que conlleva dependiendo de en qué lugar del cerebro ocurrió”, comenzó explicando el cardiólogo Omar Navarro M.P. 01955 a FM 89.3 Santa María de las Misiones.

El doctor explicó que hay de dos tipos de ACV: isquémicos y hemorrágicos. Los primeros son los principales y es cuando se detiene el flujo de sangre en la arteria. El hemorrágico, en cambio, es cuando se rompe una arteria del cerebro y la sangre se esparce.

¿Por qué acurre?

Navarro comentó que los ACV ocurren por factores determinantes. Uno de ellos es la hipertensión arterial. “Hay muchísima gente que lo padece y del 100% de ese grupo de personas, solamente el 15% tiene algún tipo de síntoma, el 85% si no se controla la presión periódicamente nunca se entera que tiene hipertensión arterial”.

Agregó que “ese 15% tiene sólo algún tipo de síntoma como mareo, visión borrosa, dolor de cabeza, entonces pueden sospechar que tienen hipertensión arterial. El 85% que no tiene síntomas”.

En mujeres “fundamentalmente”

En ese sentido, resaltó que entre ese 85% se encuentran “fundamentalmente” las mujeres. “Las mujeres hasta los 50 años son hipotensas, entonces después cuando llega el climaterio, les empieza a subir la hipertensión arterial, a algunas lentamente y a otras más rápidamente, pero solamente un 15% queda fuera de esta hipertensión. A muchas le sube mucho, son hipertensas severas”.

“Las mujeres por ahí van al ginecólogo, pero no van a su médico, al enfermero o al cardiólogo para ver cómo está su presión arterial porque un gran porcentaje necesita ser medicada y otro porcentaje anda bien con dieta o con caminatas, actividad física, pero en muchos de los casos la hipertensión arterial termina en un ACV”, resumió.

Entre los síntomas, enumeró que se pueden presentar mareos, hormigueos, visión borrosa, pérdida de la visión de un ojo, dolor de cabeza o directamente sienten que la mitad del cuerpo (hemicuerpo) está con falta de fuerza o algún miembro, o van caminando y se caen porque se queda sin fuerza en un miembro o directamente toda la mitad del cuerpo”.

El frío puede incrementar el riesgo 

Como se mencionó en el primer párrafo, los accidentes cerebrovasculares se asocian culturalmente con el verano, los días de intenso calor. Sin embargo, los días de frío en invierno pueden incrementar el riesgo de sufrir un ACV.

En este sentido, el cardiólogo Navarro aclaró que “durante los meses de calor hay una vasodilatación, las arterias se dilatan mucho y por eso se transpira mucho. En cambio, cuando hace frío hay una vasoconstricción, el organismo se protege cerrando las arterias, por eso se tiene frío en las piernas, en el cuerpo frío, en los pies, porque se cerraron las arterias para proteger el calor interno”.

“En los países muy fríos, la gente toma alcohol, siente calor, produce una vasodilatación, pero cuando sale al frío sufren accidentes porque perdieron el calor interno y se enfrían, el cuerpo pierde el calor”, ejemplificó.

Recomendaciones

A modo de prevención, para evitar accidentes cerebrovasculares, el cardiólogo recomendó controlarse la presión, tener el colesterol bajo, dejar de fumar, bajar de peso, caminar todos los días y los diabéticos controlarse seguido.

Antes de realizar una actividad física, los adultos mayores deben realizarse un examen cardiológico. Además, dijo que no deben buscar el certificado de salud “de favor” para realizar actividad física, no practicar deportes de contacto si se tiene más de 70 años, “porque el esfuerzo extremo que requieren estos deportes pueden dañar la salud”, cerró Navarro.

Fuente: Primera Edición