El detenido, Marcelo D’Alessio ratificó su vínculo con Patricia Bullrich

El «falso abogado» dio dos capacitaciones ad honorem sobre narcotráfico. También la acusó de comprar «cualquier cosa» para reforzar la seguridad.

El operador judicial Marcelo D ´Alessio ratificó hoy su vínculo con la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich y afirmó que le dio «dos capacitaciones ad honorem», a la vez que le advirtió que tendrá un «problemón» porque aseguró que le pasó información sobre narcotráfico y ella no habría actuado a tiempo.

«A Patricia Bullrich le di dos capacitaciones sobre mi especialidad. Me pidió hacer una exposición sobre narcotráfico y al otro año me lo volvió a pedir», sostuvo el falso abogado, que se encuentra detenido en el Complejo Penitenciario Federal de Ezeiza.

En diálogo con Radio 10, el único detenido por la causa que investiga una presunta red de espionaje ilegal y extorsión le pidió al juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, explicó que no recibió dinero a cambio de esas charlas.

«Ese tipo de cosas no las cobro, las hago ad honorem», precisó D´Alessio. A la vez, señaló que le brindaba información a la exministra de Seguridad para que actuara contra bandas de narcotraficantes y la acusó de no intervenir a tiempo para detener al cartel mexicano que exportaba cocaína desde Bahía Blanca a través de bobinas de acero.

«Patricia Bullrich va a tener un problemón, porque le adelanté un año y dos meses antes el tema de las bobinas. La misma ministra que judicializa un cartelito de veganos en La Rural, cuando un especialista le dice lo que pasa…», se quejó.

D´Alessio también acusó a la exfuncionaria nacional de comprar «cualquier cosa» para reforzar la seguridad y, puntualmente, se refirió a la adquisición de lanchas israelíes Shaldag para que la Prefectura Naval las utilice en la lucha contra el narcotráfico.

«Son embarcaciones que sirven para custodiar un submarino nuclear. Tienen muchísima velocidad final para custodiar un submarino que está en línea de flotación. Tiene cañones Typhoon.

Imagínense esos proyectiles disparados en el Delta contra una bermuda Caribbean de fibra de vidrio: no van a quedar los dos pasadores, ni los 50 kilos de marihuana que valen dos mangos, ni tampoco va a quedar (la ciudad correntina de) Itatí, que está atrás», cuestionó.

Y concluyó: «Se fueron (a Israel) sin un proyecto. El problema no es Israel, sino la Argentina, que compró cualquier cosa».

www.eldestapeweb.com