Macri dijo que “la inflación es la muestra de tu incapacidad para gobernar”: dejó la más alta en 30 años

El Gobierno del presidente argentino Alberto Fernández advirtió que llevará un tiempo bajar la tasa de inflación anual a niveles de un dígito.

El Indec reveló que Argentina cerró 2019 con un alza de precios del 53,8 por ciento, mientras el rubro Alimentos y Bebidas tuvo un aumento del 56,8 por ciento en el acumulado del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos de Argentina (Indec) informó este miércoles que en diciembre pasado el país registró una inflación de 3,7 por ciento, mientras que en 2019 tuvo la tasa más alta desde 1991.

El Indec indicó que Argentina cerró 2019 con un alza de precios del 53,8 por ciento, mientras el rubro Alimentos y Bebidas tuvo un aumento del 56,8 por ciento en el acumulado del año y agravó la situación de los sectores más vulnerables de la nación.

Igualmente, según informe oficial, los precios de los bienes treparon el 58,4 por ciento en 2019, así como los precios de los servicios dieron un salto del 45,7 por ciento.

Además, el documento refleja que la escalada de los precios impactó con mayor fuerza en la región noreste de Argentina, donde el incremento anual fue del 57,6 por ciento.

Otro sector afectado por la inflación en la nación suramericana fue el de la salud, pues los precios de los medicamentos y prepagas incrementaron al 72,1 por ciento en 2019.

El presidente, Alberto Fernández, advirtió que llevará un tiempo bajar la tasa de inflación anual a niveles de un dígito y sostuvo que dicho problema debe ser resuelto con una estrategia macroeconómica «integral».