Récord del Kun y empate polémico

Manchester City igualó 2-2 como local ante el Crystal Palace en un partidazo. Agüero metió un doblete, llegó a los 251 gritos en el club, quedó cuarto en la tabla histórica de goleadores de la Premier, pero el equipo de Guardiola se fue caliente con el VAR y no se acercó al Liverpool.

Sergio Agüero es una máquina que no para de hacer goles, llegó a los 251 gritos en el Manchester City y estaba listo para ser, una vez más, el gran héroe del equipo. Todo era alegría y celebración en el Etihad con el 2-1 parcial, pero Crystal Palace, un experto en complicar a los grandes de la Premier League, puso el empate agónico, le arruinó el récord al Kun y Pep Guardiola se fue caliente por una polémica decisión del VAR y por este punto con sabor a derrota.

Obligado a descontarle puntos al cómodo puntero Liverpool, que este domingo pondrá en riesgo su extenso invicto frente al Manchester United, los Ciudadanos salieron a buscar el primero y empujaron al Crystal Palace contra su arco, que se defendió como puro. Sin embargo, al local le faltó la puntada final y los de Roy Hodgson aprovecharon al máximo una pelota parada: metieron dos cabezazos en el área y Cenk Tosun abrió el marcador.

En el día de su cumpleaños número 49, Pep Guardiola no tuvo una jornada feliz y el VAR, lejos de hacerle un regalo, fue el verdugo de la fiesta. Después de un rechazo, la pelota pegó en el brazo extendido de Jairo Riedewald, y el árbitro cobró penal. A pesar de que no quedaban demasiadas dudas, la tecnología revisó la acción, el juez recibió el llamado y cambió su fallo sin revisar la jugada, algo habitual en la liga inglesa.

Mientras los hinchas del Manchester City volvían a mostrar los carteles que habían llevado para expresar su malestar con el VAR, Agüero dio la cara y estiró su racha goleadora. En sólo cinco minutos, apareció por detrás de todos para poner el 1-1 (82′) y luego, con un cabezazo de pique al suelo (87′) dio vuelta el resultado. Así, ya suma 251 goles en el club, llegó a 179 en la Premier League, superó a Lampard (177) y quedó cuarto en la tabla histórica de goleadores de la competición.

Además, se convirtió en el tercer jugador argentino en anotar más de 250 goles para un mismo equipo europeo en la historia de las cinco grandes ligas de Europa (Messi tiene 619 y Di Stéfano 308). Todo era perfecto, pero el Crystal le dio un «Palace» inesperado al local: Zaha desbordó, mandó el centro y Fernandinho la metió en su propio arco (90′) para sellar el 2-2 que se festejó con el puño apretado en Anfield. De esta manera, Manchester City quedó a 13 puntos del Liverpool, con dos partidos más, y perdió dos puntos muy importantes en casa. Agüero sigue rompiendo redes y sumando récords, pero la cima está cada vez más lejos.

ole.com.ar