Duggan: “Nisman era muy corrupto, quería mantener la impunidad”

A cinco años del fallecimiento del fiscal Alberto Nisman, el periodista, abogado y autor del libro ¿Quién mató a Nisman?, Pablo Duggan, dialogó con AM750 y dio detalles de la actualidad de la causa.

“Nisman quería mantener la impunidad, era muy corrupto”, sostuvo Duggan, argumentando que el fiscal había dicho en su declaración jurada que su único ingreso era su sueldo y tenía gastos que no podía explicar. “Su sueldo era de 60 mil pesos y en un mes tenía gastos de 70 mil de tarjeta de crédito y vivía en un departamento por el que le cobraban 30 mil pesos de alquiler por mes más las expensas”, detalló el periodista.

El suicidio está científicamente comprobado a través de la autopsia del cuerpo médico forense y de la pericia de mancha de sangre que hizo la Policía Federal”, explicó Duggan, y comentó que según sus fuentes Nisman tenía miedo de que lo echaran de la UFI-AMIA como al exespía Jaime Stiuso en diciembre de 2014. “Tenía un modus operandi; cuando tenía algun problema con alguien lo acusaba de encubrimiento. Lo hizo con Nilda Garré muchos años antes”, agregó.

“La denuncia contra Cristina lo único que buscaba era impedir que lo echaran de la causa AMIA porque eso le garantizaba impunidad”, expresó el periodista. “Estaba preocupado de que la AFIP lo estuviese investigando, estaba muy flojo de papeles»,  agregó.

Duggan consideró que la decisión del fiscal de quitarse la vida fue motivada por un fuerte impulso de su propio egoísmo y el temor que tenía de terminar desprestigiado y preso: “El se juega solo y queda solo. Creyó que Stiuso lo iba a apoyar pero le soltó la mano”.

Sobre la actualidad de la causa, Duggan opinó que es un “mamarracho” y que tanto el fiscal Taiano y el juez Ercolini están haciendo política con un expediente judicial. “No les interesa saber la verdad. Taiano cada vez que llega un nuevo aniversario inventa algo para demostrar que están investigando», sentenció.

“La única que investigó fue la fiscal Fein”, contempló Duggan. “Hizo una investigación perfecta y cuando estaba por dictaminar que había sido un suicidio le arrancaron la causa de las manos para hacerla federal y que pudiera convertirse en un asesinato a través de la pericia ridícula de la gendarmería”, concluyó. 

pagina12.com.ar