Alberto Fernández: “Voy a mandar una ley que termine con la penalización del aborto”

Ante alumnos de un instituto de París, el Presidente afirmó que impulsará un proyecto que “permita la atención en cualquier centro público”.

En medio de su gira europea, el presidente Alberto Fernández ratificó este miércoles que enviará al Congreso un proyecto que “termine con la penalización del aborto” y que permita esa práctica “en cualquier centro público”.

“En la Argentina el aborto es un delito. Es un extraño delito en los que casi nunca se condena a ninguna mujer por aborto, pero sabemos que existe. El problema es que en Argentina todo aborto es clandestino”, señaló al responder preguntas de alumnos del Instituto de Estudios Políticos de París.

El mandatario aseguró que “el problema es más agudo si la clase social es más baja. Si es pobre, toda su vida corre peligro”.

Además, remarcó que “la discusión del aborto es parte de la discusión hipócrita que tiene cada uno” y, con una anécdota personal, comparó el tema con el debate que décadas atrás generó el divorcio.

“Mi mamá era divorciada, Carlos era divorciado. Nunca se pudieron casar. Mi mamá estaba atormentada. Me decía ‘estoy casada vía México’. Para la ley argentina no servía. (Raúl) Alfonsín propuso legalizar el divorcio vincular y permitir un segundo matrimonio. Fue un debate insufrible. Mi mamá y Carlos se casaron y los tres hijos fuimos testigos del matrimonio. ¿Por qué discutimos durante 20 años esto?”, reveló.

“Con el aborto pasa algo parecido. Hay quien siente que legalizar el aborto lo vuelve obligatorio. No es obligatorio. Es un tema que debemos resolver desde el mundo de la salud pública. Lo que sí es, es un tema que debemos resolver. Lo que no podemos es poner en riesgo la salud”, añadió.

Al referirse a la interrupción voluntaria del embarazo, Fernández remarcó que “no vivo en paz con mi conciencia sabiendo que una mujer tal vez necesita practicarse un aborto, no tiene las condiciones económicas para pagarlo y termina en manos de un curandero que con una aguja la termina lastimando y a veces matando”.

“Por eso voy a hacer es mandar una ley que termine con la penalización del aborto y permita la atención en cualquier centro público”, afirmó, tras lo cual recibió el aplauso de los presentes.

Así, el aborto vuelve a meterse en la agenda de la gira europea de Alberto Fernández. En su primera escala en Roma, donde visitó al papa Francisco, había generado un contrapunto con el Vaticano. En conferencia de prensa tras el encuentro con el Sumo Pontífice, el Presidente afirmó que no habían tocado el tema.

Sin embargo, desde la Santa Sede aseguraron que el jefe de Estado argentino y el secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin, hablaron sobre «la protección de la vida desde su concepción».

«Yo ya lo hablé y voy a cumplir con mi palabra. Y mi palabra no es volver a abrir una brecha entre pañuelos verdes y celestes. Mi palabra es darle la posibilidad a la mujer que quiera hacerlo, de ayudar a los que quieran tener a sus hijos. Ese va a ser mi trabajo», había dicho Alberto Fernández durante la conferencia de prensa tras afirmar que el tema del aborto no había estado presente durante su encuentro con Francisco. 

AGENCIAHOY.COM