River jugará los tres primeros partidos de la Libertadores sin público y perdería unos $250 millones

¿River debe jugar la totalidad de la primera fase de la CONMEBOL Libertadores 2020 a puertas cerradas? Esa es la gran pregunta que surge luego del fallo del TAS. Tiene que ver con que el club de Núñez ya debe un partido por una sanción impuesta por CONMEBOL luego de la semifinal de la Copa Libertadores 2019 por bengalas en el clásico ante Boca. A esa sanción se le suma la que ahora impuso el TAS, que también es de dos partidos.

En River entienden que la sanción del TAS deberá ser de cumplimiento efectivo. Algo que entendieron con el correr de las horas, ya que primero se preguntaban cómo podía el club ser sancionado dos veces por el mismo partido.

En este sentido, vale remarcar que CONMEBOL sancionó a River con dos partidos y u$s 400 mil de multa el 29 de noviembre de 2018, cinco días después de ocurrida la frustrada final ante Boca, por la Copa Libertadores. Esta sanción es reconocida y tomada en cuenta como uno de los “perjuicios” que ya sufrió el “Millonario” en el fallo del TAS.

Aquella sanción del ente Sudamericano fue por las corridas en el anillo interno del Monumental y por la gente que ingresó “sin entradas” y a la fuerza al estadio. River apeló este punto, al considerar que las corridas se dieron porque los hinchas se “asustaron” al escuchar disparos en las afueras del estadio. Sin embargo, no hubo lugar a esa apelación y el club cumplió ambos juegos.

En ningún momento CONMEBOL sanciona a River por lo sucedido con el micro de Boca. ¿Por qué? Porque no estaba clara la responsabilidad del hecho. River cumplió con esa sanción en los partidos ante Palestino y Alianza Lima, por la fase de grupos de la Copa Libertadores 2019. Es decir, esa sanción ya está cumplida.

Ahora, el TAS, sobre el mismo hecho coloca una nueva sanción pero por otros sucesos. En este caso concreto sí la agresión al micro de Boca y la lesión que sufrió Pablo Pérez. El TAS considera a River suficientemente responsable como para aplicarle dos partidos más de sanción para jugar a puertas cerradas dos partidos en la fase de grupos de la Copa Libertadores 2020.

En River saben que no podrán esquivar esa sanción que, efectivamente, tendrán que cumplir dos partidos por la sanción del tribunal con sede en Suiza. ¿Cual es la estrategia para que no sea toda la fase? Apelar en CONMEBOL -algo que ya se hizo- para que ese partido de sanción por las bengalas ante Boca, mantenga la fuerte multa (u$s 200 mil), pero se evite la suspensión.

De esta manera, River jugaría a puertas cerradas contra Binacional de Perú y la Liga Deportiva Universitaria de Quito. Por ahora, sin embargo, en Núñez entienden que tendrán que afrontar los tres juegos -también contra San Pablo- sin público presente.

Cada partido que River no juegue con su público lo privará de embolsar u$s 1 millón, algo así como $83 millones de peso. Es decir, si efectivamente los tres juegos son sin su gente, el club argentino se perdería de entrar a sus arcas unos $250 millones. Una cifra más que importante para la economía de la institución de Núñez. Por eso, consideran vital lograr revertir el fallo de CONMEBOL y poder abrir el estadio, al menos, uno de los tres partidos.

(Fuente: Doble Amarilla)