Alberto Fernández: “Esta es la oportunidad para construir un país inclusivo”

 & titulo &

El presidente de la Nación, Alberto Fernández, estuvo de gira oficial ayer en Misiones y  en forma previa, en Formosa.  Se trató de la primera visita que realizó en la tierra colorada en su calidad de jefe de Estado.

Apenas arribó a la provincia se reunió con productores de la feria franca y recorrió la unidad de salud, recientemente construida en el predio del Hospital Doctor Ramón Carrillo, de Posadas.
El funcionario concluyó con una rueda de prensa del que fueron partes el gobernador Oscar Herrera Ahuad, el presidente de la Cámara de Diputados, Carlos Rovira, y algunos intendentes. Lo acompañaron en la gira oficial -además de la primera dama, Fabiola Yáñez- los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; de Agricultura, Luis Basterra; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; y de Desarrollo Territorial y Hábitat, María Eugenia Bielsa; junto al secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello.
Durante la ronda de prensa lanzó el Plan Nacional Argentina Hace, con una inversión de 900 millones de pesos para obras en 20 municipios, de los cuales estuvieron presentes los jefes comunales de Posadas, Leonardo ‘Lalo’ Stelatto; de Oberá, Carlos Fernández;  y de General Urquiza, Fátima Cabrera. Además, estuvieron presentes, entre otros, el ministro de Gobierno, Marcelo Pérez y la diputada nacional Cristina Brítez.

Mejorar condiciones de vida

“El objetivo de esta política es mejorar las condiciones de vida de los habitantes y generar puestos de trabajo a nivel local”, explicó el mandatario nacional, que, además, firmó convenios con el gobernador Herrera Ahuad para financiar obras de expansión de la red de agua potable. Luego anunció la construcción de cinco nuevos accesos y colectoras sobre la ruta nacional 12 y un convenio con la ampliación de los módulos de Bioquímica y Farmacia de la Universidad Nacional de Misiones.

Por último, Misiones adhirió a los programas federales Argentina Construye y Argentina Construye-Solidaria (más información en página 4).

El contexto de la frontera

Durante la entrevista, El Territorio consultó si, ante los casos crecientes de infectados por coronavirus en Brasil, desde la Nación se estaban analizando reforzar controles en la frontera. “Se fue ordenando este tema para mejorar los controles”, afirmó Fernández.

No obstante, indicó: “Cuando veníamos hacia la residencia, le pregunté al gobernador cómo estábamos. Me contó que hubo una bajante del río Uruguay y eso hace que el paso sea peatonal en zonas fronterizas difíciles de controlar”.
Sostuvo que “los misioneros tienen que tener la tranquilidad, porque tienen un gobernador que hace el seguimiento de los casos y también que estamos trabajando codo a codo con el gobierno provincial”. Además celebró “la firmeza del gobernador de cuidar la vida de los misioneros”.

Sobre los controles, añadió que “estamos actuando responsablemente, ayudando a las provincias con lo que podemos ayudar”.

En tal sentido, el presidente insistió que “el gobernador no se duerme y está atento al movimiento fronterizo”, al añadir que el virus llegó a Misiones con la gente que arribó de otras provincias

Coparticipación y compensación

Sobre los pedidos de compensación planteados por Misiones y la escasa coparticipación, indicó que “antes que Oscar (Herrera Ahuad) sea gobernador, Carlos (Rovira) planteó el desequilibrio que tiene Misiones con el tema de la coparticipación”.
En tal sentido se explayó indicando que “en  la Argentina tenemos un problema económico y fiscal. En esto auxiliamos a muchos argentinos poniendo 120 mil millones de pesos para que se puedan sortear problemas coyunturales, producto de una economía frenada y con una baja consecuente de la recaudación. No es un problema sólo de Misiones, sino de todas las provincias. Nación lanzó programas destinados para todas las provincias”, consideró.
En materia de asistencia por la pandemia, el presidente Alberto Fernández indicó que desde la Nación se aportó mediante el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), también las pymes y grandes empresas del país que recibieron la Asistencia para el Trabajo y la Producción (ATP). Sobre el salario complementario afirmó que sólo en Misiones “lo recibieron más de 3.600 empresas y unos 400.000 trabajadores fueron beneficiarios”.
Por eso añadió que desde el gobierno están muy atentos a las necesidades de las provincias, “porque necesitan del auxilio del Estado y, así como hizo el planteo Misiones, lo hicieron otras provincias”.

Una oportunidad

Sobre la pandemia indicó que surge una oportunidad de replantearnos el país. “Tenemos que trabajar para redefinir el país en el que queremos vivir, porque la crisis por la pandemia dejó expuestas las debilidades”.

Citó allí que se descubrió que 10 millones de argentinos no estaban registrados, que son los que cobraron el IFE. “Me parece que esas cosas nos tienen que hacer pensar cuánto tiempo la Argentina puede vivir con desigualdad”, dijo.
También, al hablar del gasoducto del NEA que ahora comprometió extender en Formosa y se indicó que está dentro de las posibilidades para Misiones, recordó que “en el Norte hubo mucho abandono, y eso no se puede entender porque tiene mucho para producir”.

Insistió: “Vamos a ayudar a Misiones para sobrellevar la situación. Estamos haciendo un enorme esfuerzo, Nación se hizo cargo con dos puntos del PBI para brindar asistencia”, afirmó. Por ello concluyó que esta “es una oportunidad que tenemos para construir una nueva Argentina”.
Ello al observar que “lo que quedó con la pandemia es un país lleno de injusticia. Nadie se siente en paz viendo sufrir a tantos argentinos. Tal vez sea una oportunidad para discutir la coparticipación y diseñar un nuevo esquema, porque el que tenemos no funciona”.

Economías regionales y educación

Consultado sobre la situación económica en general y la economía regional en particular, afirmó: “Nos tenemos que sentar a repensar toda la Argentina. Se demostró que no está bien y que hay problemas estructurales”.
Recordó que cuando Raúl Alfonsín fue presidente, “él advirtió que había una migración de las provincias del Norte hacia Buenos Aires, que podría complicarse porque muchos argentinos buscaban en las grandes ciudades un futuro. Ahí se dio 8 puntos de la coparticipación a esas provincias. Hoy, con ese tiempo, Buenos Aires creció su población en 16 millones de personas y no sirvieron de nada esos puntos de coparticipación para las provincias, porque no tuvieron estructura para contener a su gente”.

Por ello, mirando hacia adelante propuso “sentarse y revisar, de cómo hacemos un país para que las economías regionales crezcan”.

Referencia por Misiones

Al referirse a Misiones destacó que tiene “muchas posibilidades de desarrollos. Acá hicieron mucho con la Escuela de Robótica. Misiones tiene sus cosas particulares y tenemos que resolverlo solidariamente”.
Allí afirmó que “lo que terminó en Argentina es el tiempo de la lógica de la meritocracia. No se crece por mérito. El más inteligente de los pobres le cuesta más que al más inservible de los ricos. Es un problema de oportunidades. Y esto tiene que ser un tema de discusión en el país. Nadie está contento viendo un Norte pobre o una Patagonia abandonada, ni tampoco a un Centro tan cargado”.
Planteó como desafío avanzar hacia una nueva generación de argentinos “que tiene que hacer un país integrado, donde todos tengan posibilidades de desarrollo. Hay que terminar con el individualismo. Un país en lo que todo se produce y termina en un puerto no es justo. Es un criterio injusto y hay que revisar todo” Recordó su presencia como candidato en junio, que “cuando vine como candidato, se habló de que hay que explotar la hidrovía de otra manera, de involucrar a las provincias que la usan para sacar la producción, tanto en el cuidado y manejo. No que la hidrovía se maneje desde Buenos Aires, tenemos que pensar de otro modo”.

Concluyó que “ahora el problema no es un problema de cuarentena, sino económico. El problema es por pandemia. Lo que se cayó es un modelo económico y apareció un virus y el valor de los bonos se pulverizó”.
Concluyó que “cuando contamos los muertos de cada país, pero no es sólo eso, también hay muchas empresas muertas. Ese es el efecto de una economía que se cayó de un modo tremendo”. 

Cambios de agenda en medio de la pandemia

Con anterioridad, hace once meses, Alberto Fernández había llegado a Misiones como candidato al máximo cargo del Ejecutivo nacional por el Frente de Todos, el pasado 28 de junio. Tras ganar las elecciones, asumir el cargo y mientras se estaba acomodando en el sillón presidencial, surgió antes de que se cumplieran tres meses de mandato una pandemia que cambió el escenario mundial y, en consecuencia, la situación de la Argentina. Tras declarar el pasado 19 de marzo el aislamiento obligatorio en el país, para frenar la circulación del nuevo coronavirus y disminuir el contagio, la mayoría de las resoluciones las fue adoptando desde la residencia oficial en Olivos. Sin embargo, esto cambió desde el pasado lunes 25 de mayo, al regresar a trabajar desde la Casa Rosada comenzando entonces con un acto por la fecha patria. El presidente, desde ese momento, volvió a su despacho de Balcarce 50, desde donde pretendía gobernar el país y por ahora, ante la amenaza del Covid-19, promete estar al menos dos veces por semana. A su vez, desde entonces decidió volver a salir a recorrer la Argentina para mostrar cómo en algunos puntos del país, de manera progresiva y con los cuidados correspondientes, comienzan a volver a ponerse en marcha algunas actividades productivas. La semana pasada estuvo en la planta de Volkswagen en Pacheco, el miércoles en la planta de Toyota en Quilmes, donde la automotriz reabrió sus puertas con protocolo sanitario. A ello, decidió reiniciar recorridos en el país, como lo hizo ayer en Misiones donde la mayoría de las actividades productivas están nuevamente en marcha y horas antes, en Formosa. Así, a la agenda sanitaria se le suman las actividades y desafíos que se había propuesto al asumir el cargo.

El presidente analiza designación en la EBY

Tras la conferencia del presidente, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, destacó los convenios firmados en materia de obra pública y habló sobre el gasoducto del NEA.
Por otra parte, el funcionario fue consultado quien podría ser el nuevo titular de la Entidad Binacional Yacyretá (EBY). Sólo reconoció que está en estudio y que la designación está en análisis del presidente Alberto Fernández. Sí detalló que se esperan definiciones para los próximos días.
En cuanto al gasoducto del Nordeste (GNEA), “firmamos hoy (por ayer) en Formosa por el gasoducto del NEA, que es importante porque va a repercutir con la conectividad. Además, va a permitir que bajen los costos logísticos y las empresas mejoren su productividad. Es un tema central y discutible con las otras provincias”, señaló.

Sobre Misiones indicó que está contemplada la extensión hasta Misiones, aunque por ahora está en etapa de estudio.Por otra parte, se refirió a la asistencia estatal para el sector de transporte y educativo. “Los sectores tuvieron una segunda ronda de negociación. Hay compañías de transporte que tienen subsidios y se le solicitó que envíen información sobre la ayuda. Lo mismo ocurre para las escuelas privadas que, muchas de ellas, tienen subsidios para el pago de salarios. En ambos casos, esperamos una respuesta de los ministerios para continuar con las ayudas”, adujo.
También habló sobre la moratoria sancionada en diciembre por el Congreso. “Es un tema muy importante y que tiene vigencia hasta el 30 de noviembre. Pero si quisiéramos tener una nueva moratoria, tendrá que haber una nueva ley y corresponde al Congreso que lo debata para que haya una extensión”, consideró. 

TERRITORIODIGITAL.COM